Tag Archives: Planes E

El desliz del alcalde que marea la perdiz. O la Kultur Etxea de Romo

28 Feb

Getxotarras y demás sufridores: el alcalde ha tenido un desliz. No un desliz cualquiera, sino un desliz de alcalde, y tampoco de un alcalde cualquiera, sino de alcalde como el alcalde que él es. Si ha acostumbrado al pueblo llano – o socavado según la zona –  a la boutade como pertinaz brújula de la gestión, este desliz lo lleva más allá del no va más. Dice el señor alcalde que la erección mayúscula de la kultur etxea de Romo cuenta con el visto bueno de colectivos vecinales, culturales, naturales, guturales, sobrenaturales, estructurales, y malavares. Hasta ahí, nada a lo que no nos tenga acostumbrado el señor alcalde. Y quiénes somos nosotros, recalcitrantes y negativos, para dudar de que el alcalde oye todas esas voces que dice que oye y que le dicen. Lo que nos preocupa es lo siguiente: si no estaba absorto de sí por un apoyo tan absolutísimo para la citada erección del rascacielos, aparecen mencionadas nada menos que las huestes de su partido, concretamente los sobres (depositados en aquellas urnas, ya saben, de cada cuatro años). Si ya  contaba con un apoyo pleno, la añadidura de todos los votos del PNV ya suman más del todo, lo que no choca a  nuestro buen alcalde pero mal contador. Si ya tiene un apoyo tan magnífico y a la búlgara, ¿para qué esgrimir el peso de los votos de su partido?

Nos preocupa este desliz. ¿No será que su eminencia ha perdido al menos la facultad de sumar de modo elemental? El todo no es la suma de las partes, y el pueblo, majestad, no es usted, aunque lo oiga, y las cuentas de la vieja valgan para lo que de poco valen. Si seguimos el consejo que a su mujer y allegados confiaba la madre de Luis XIV, vamos a seguirle la corriente, señor alcalde. Si tanto apoyo tiene como que sumado resulta que es más del todo del pueblo mismo, ¿qué inconveniente tiene su merced de mostrar aún más exitoso respaldo gracias a un referendum en el pueblo todo que es de usted? No cabe duda de que el juicio que la historia le haría sería sumatorio.

Pero los vaivenes  a raiz de la kultur etxea en Romo que vienen dando los concejales de cultura y el alcalde toman altura, y nos congratula presenciar la primera gran montaña rusa instalada en nuestro pueblo y en la que ambos se columpian. El señor alcalde y su sufrido concejal, después de haber estado en lo alto del carril presupuestario para el mastodóntico edificio, ahora anuncian un ahorro del 40%. ¿Estaba antes sobrepresupuestado? Ahora que vemos cómo contratos públicos sirvieron gracias a estipulados sobrecostos a financiar a elegidos con muchos votos, el alcalde despeja balones pero no las dudas. Y no será porque en Getxo han escaseado los “sobrecostes” de todas las obras, por poner sólo un ejemplo, de los planes E.

Si, como un principiante mahayana, nuestro alcalde repite el mantra de los votos obtenidos por su partido, más razón hay para confiar sean los votos quienes hablen sobre la kultur etxea. Quosque tamdem?

P.S: Si es cierto que al alcalde, según como interpretamos su reflexión, le apoyan colectivos vecinales, culturales, naturales, guturales, sobrenaturales, estructurales, y malavares, falta, obviamente uno, y muy importante: el de los calamares. Problablemente se habrán dirigido a la concejala de Medio Ambiente, esperando tener más éxito que el de los árboles, pero hay un problema: los calamares pueden desaparecer – oh se van a hermanar con los árboles, qué bello! – a causa del dragado en el Abra cuya concejalia de medio ambiente ha dicho en un cálido ambiente muuuu.