Tag Archives: kultur etxea romo

Getxo, municipio bananero

3 Abr

El alcalde de Getxo no cualifica como alcalde europeo. Y no cualifica por la sencilla razón de que en Europa, al menos en la Europa civilizada, los proyectos que afectan a la ciudadanía, se llevan a cabo contando con la ciudadanía desde el primero momento y no al revés como hace el actual alcalde de Getxo. Y en Europa lo hacen así y no al revés, porque al alcalde y a su equipo los elijen para vehiculizar las inquietudes y soluciones aportadas por y desde la ciudadanía. Tan simple como eso, canalizar las soluciones desde abajo, desde las personas más cercanas, contando con todos y todas. De esa forma todos los ciudadanos y ciudadanas de los pueblos y ciudades de Europa sienten que son parte de su comunidad, se saben elementos importantes dentro del engranaje y defienden su entorno, ya que ellos y ellas participaron en su creación.

El alcalde de Getxo por el contrario, desprecia a los que no le esponjan la espalda y considera a la ciudadanía getxotarra cual si de sus súbditos se  tratara.  Los trata como si los y las getxotarras poseyeran limitadas capacidades para participar en el devenir y los proyectos que afectan a su pueblo. Al contrario que en Europa, el actual alcalde de Getxo no fomenta en ningún momento que la ciudadanía pueda aportar puntos de vista al devenir público. Y como en cualquier municipio bananero, este alcalde, lo que no invierte en favorecer la participación ciudadana, lo gasta en hacer creer a todo el mundo lo que no es: un alcalde que cuenta con la ciudadanía.

El alcalde de Getxo es conocido por cambiársele la voz cuando en algún pleno se le ocurre mencionar a cualquier despistado el tema de la participación ciudadana. Con tono gallito y rictus imperial proclama que él es el que manda, dejando entrever que para el actual alcalde el Getxo, participación ciudadana equivale a dejación de su autoridad.  Sus afines lo esconden pero el lenguaje corporal del actual alcalde le delata. Cuando al referido le apremian con el tema de la participación ciudadana, no duda en sacar a relucir los 14.400 votos para los que él gobierna, aprovechando de paso para despreciar a los restantes 68.000 habitantes del municipio.

El alcalde de Getxo está tan empecinado en hacer creer a la ciudadanía que es participativo que dedica una página entera insertada en su Getxo Berri a resaltar que su próximo mega proyecto de Romo (que a buen seguro construirán empresas “conocidas” suyas) ha sido “elegido por unanimidad” y que es “un proyecto compartido”.  El dicho popular de dime de qué presumes y te diré de qué careces, parece creado para definir al actual alcalde de Getxo. Cualquiera que lea esa página del GB puede atisbar todas sus mentiras.

El alcalde de Getxo en el apartado del Getxo Berri titulado pomposamente “Proceso participativo” enumera un sinnúmero de imprecisiones, vaguedades y tergiversaciones que se merece un desglose punto a punto.  Se puede ven en pdf en   http://www.getxo.net/DocsPublic/revistas/castellano/getxoberri/Getxoberri1264cas.pdf

“REUNIONES con entidades socioculturales para definición de necesidades a cubrir” grandilocuente forma de enmarañar su empeño y esconder que no habló con estos grupos del Macro Proyecto, sino más bien sobre algo tan vago como las “necesidades a cubrir”. Vamos que en esas reuniones se lo pasaron bien divagando. Por lo que parece en ningún momento participaron estas entidades socioculturales en las características del Macro Edificio, y menos todavía hablaron sobre la posibilidad de que existieran alternativas descentralizadas o simples adecuaciones de otros lugares a tal fin.  Nada, simplemente hablaron con entes socioculturales sin detallarlas y que en algunos casos puede llegar a tratarse de entes subvencionados, y de ahí simplemente se saltó hacia el vacío.

“Formación JURADO TRIBUNAL para selección del mejor proyecto, formado por arquitectos y COMITÉ de expertos…..”  (las palabras colocadas en mayúscula las escriben así).  Es decir que el alcalde de Getxo se lo guisó solito eligiendo los proyectos que nadie vio.  Normal, la ciudadanía es tonta y enseñarles algo para recabar su opinión solamente sirve para complicar la vida del “COMITÉ de expertos”.  Expertos que por cierto nadie conoce, ya que deben de ser macro expertos.  Igual entre esos macro expertos estaban las constructoras conocidas y de ahí puede venir el titular del “elegido por unanimidad”.

“El pleno municipal aprueba por mayoría….” Sin tan siquiera sonrojarse, van al pleno a aprobar su auto definido proyecto.  Hasta ese momento en un alarde de bananerismo, al macro proyecto solamente habían entrado a cocinarlo entidades socioculturales no especificadas y la bendición o visto bueno a hurtadillas del desconocido “COMITÉ de expertos”.  Los y las vecinas del municipio todavía no han tenido ocasión de ver nada y ya tienen endosado en un pleno un macro proyecto de Kultur Etxea para Romo.  Eso es lo que se llama hacer tragar a la ciudadanía una medicina desconocida.

“7 Exposiciones”.  Por fin muestran al vulgo el fastuoso proyecto que han cocinado con su “COMITÉ de expertos”. Llega el momento para que la plebe lo avale con su silencio, ya que hasta aquí nadie le preguntó nada.  Tampoco servirá para nada lo que opine la ciudadanía de aquí en adelante, ya que si alguien osa objetar algo al modelo seleccionado por el “COMITÉ de expertos” del actual alcalde, de entrada lo tachan de osado por cuestionar a semejantes macro lumbreras, si el o la ciudadana insiste, le vilipendian acusándole de defender intereses particulares en contra de los intereses “de todos” (léase como “de todos”, los del propio alcalde y posiblemente también las constructoras “conocidas”).  Si todavía algún vecino continúa levantando el dedo para objetar algo le terminan catalogando de anti sistema y aquí ya se acabó todo. Ese es el concepto de participación bananera que el actual alcalde de Getxo trata de camuflar.

“6 Jornadas informativas, tres con entidades socioculturales y otras tres con el vecindario…”.  O lo que es lo mismo, por fin informan (ojo, nótese el término usado: “informan”) a las entidades socioculturales y estas se enteran de lo que se les viene encima.  No especifican si son las mismas entidades socioculturales del principio u otras, pero dá lo mismo.  También tres reuniones con el vecindario para decirles que esto es lo que hay, que es lo que han pergeñado entre el actual alcalde de Getxo y el indefinible “COMITÉ de expertos” y que el vecindario se tiene que dar por enterado y punto pelota. A estas reuniones con los vecinos acudía un crecido Sr. Loroño, acompañado de su equipito de funcionarios, que más o menos les informaban que estas son lentejas y que si no las quieren, que se fastidien, protesten y pierdan su tiempo tratando de hacer oír su voz, pero que no servirá para nada ya que esto es lo que decidió el súper “COMITÉ de expertos” y por lo tanto nadie está capacitado para cuestionarlo.  Y que si alguien se atreve a cuestionar este proyecto se encontrará de frente al actual alcalde de Getxo, sus actuales asesores particulares, todas las personas que actualmente trabajan bajo su mando y el Getxo Berri en pleno para que cese y desista.

“9 Avisos y comunicaciones a vecinos y vecinas de Romo”.  Encantador punto que suponemos encabezarían con “Por orden del señor alcalde se hace saber que os debe una explicación….” Y concluirían con “y por lo tanto el Kultur Etxease hace como yo digo, y amén”. Lo dicen bien, estos son avisos a navegantes disensores para que cesen y desistan.

“6 Ruedas de prensa y 10 notas de prensa”.  Llega un momento que en este listado el actual alcalde de Getxo pierde hasta el más mínimo rubor bananero.  Esta profusión de Ruedas y Notas de prensa no pasan de constituir sesiones de chupacamareo para intentar convencer a la ciudadanía (y con suerte a los televidentes de los alrededores) de las auto bondades, auto maravillas y auto genialidades impuestas por el actual alcalde de Getxo a sus súbditos. En su intento por parecer lo que no es, cree que salir en la televisión le confiere aires de alcalde que fomenta la participación, cuando en la realidad es todo lo contrario, en televisión parece más bananero aun.

“Encuentros y reuniones personales con vecinos y propietarios de locales…”. Esta es la mejor, aquí ya el actual alcalde de Getxo supera las anteriores boutades.  Las constantes peticiones de participación y diálogo, capitaneadas por la Asociación de Vecinos de Romo, las presenta ahora este alcalde como “encuentros y reuniones”, cuando en realidad solamente sirvieron para que les repitiera a la cara que esto es un trágala avalado por su inigualable “COMITÉ de expertos” y que se hará como a él se le ocurrió. En otras palabras, que lo de la participación de los vecinos y vecinas es para Europa y eso a Getxo no afecta, por tratarse de un municipio bananero.  Por cierto esas reuniones fueron pedidas por la asociación vecinal de Romo y aunque el actual alcalde de Getxo trate de darle la vuelta, él jamás las potenció.

“Servicio de Atención de AQS del Ayuntamiento y buzón de sugerencias en exposiciones”.  Esto no lo encontramos, no sabemos dónde está, ni el AQS, ni los buzones, por lo que lo dejaremos como líneas inconexas y fuera de sentido colocadas para hacer bulto en este listado bananero.

El alcalde de Getxo, si no hubiera querido ser catalogado de bananero tenía que haber hecho las cosas al revésPrimero “Encuentros y reuniones personales con vecinos y propietarios de locales”, después jornadas informativas y comunicaciones con entes socioculturales y el vecindario, luego exposiciones para difundir y consensuar el proyecto y finalmente buscar unos “expertos” para que den forma a lo que los vecinos y vecinas decidan construir en su barrio.  Entre medio, y si al alcalde le hace feliz, que realice alguna rueda de prensa, nota y demás sesiones para autoegoarse.  De esa forma tenía que haberse llegado a consensos sobre el nuevo Kultur Etxea de Romo, entre todo el vecindario, desde el principio hasta la última piedra y no como lo está llevando a cabo el alcalde bananero.

El alcalde de Getxo hay que reconocerle que de puro bananero que es ya hasta ha perdido el recato y las formas. Pero cuidado que esto del Kultur de Romo es solo el comienzo.  Para tapar su banananerismo ahora el ayuntamiento (con el dinero de todas y todos los contribuyentes) contrata a precio de oro empresas “conocidas” para que le monten teatrillos de participación ciudadana a su medida.  Ocurrió con el Parque de Aretxondo, que acabó en humo. Está pasando ahora con la gente que han contratado para que le monte al ayuntamiento “un proyecto cultural a medida” por medio de personas de conocida docilidad para avalar los puntos prefijados por el ayuntamiento y en breve se organizará un nuevo sarao para encontrar asociaciones e individuos que den su consentimiento a los planes del alcalde para Andra Mari. Son lo que se conoce como participaciones bananeras de post-it y simplismo para avalar la no participación ciudadana en Getxo.

El desliz del alcalde que marea la perdiz. O la Kultur Etxea de Romo

28 Feb

Getxotarras y demás sufridores: el alcalde ha tenido un desliz. No un desliz cualquiera, sino un desliz de alcalde, y tampoco de un alcalde cualquiera, sino de alcalde como el alcalde que él es. Si ha acostumbrado al pueblo llano – o socavado según la zona –  a la boutade como pertinaz brújula de la gestión, este desliz lo lleva más allá del no va más. Dice el señor alcalde que la erección mayúscula de la kultur etxea de Romo cuenta con el visto bueno de colectivos vecinales, culturales, naturales, guturales, sobrenaturales, estructurales, y malavares. Hasta ahí, nada a lo que no nos tenga acostumbrado el señor alcalde. Y quiénes somos nosotros, recalcitrantes y negativos, para dudar de que el alcalde oye todas esas voces que dice que oye y que le dicen. Lo que nos preocupa es lo siguiente: si no estaba absorto de sí por un apoyo tan absolutísimo para la citada erección del rascacielos, aparecen mencionadas nada menos que las huestes de su partido, concretamente los sobres (depositados en aquellas urnas, ya saben, de cada cuatro años). Si ya  contaba con un apoyo pleno, la añadidura de todos los votos del PNV ya suman más del todo, lo que no choca a  nuestro buen alcalde pero mal contador. Si ya tiene un apoyo tan magnífico y a la búlgara, ¿para qué esgrimir el peso de los votos de su partido?

Nos preocupa este desliz. ¿No será que su eminencia ha perdido al menos la facultad de sumar de modo elemental? El todo no es la suma de las partes, y el pueblo, majestad, no es usted, aunque lo oiga, y las cuentas de la vieja valgan para lo que de poco valen. Si seguimos el consejo que a su mujer y allegados confiaba la madre de Luis XIV, vamos a seguirle la corriente, señor alcalde. Si tanto apoyo tiene como que sumado resulta que es más del todo del pueblo mismo, ¿qué inconveniente tiene su merced de mostrar aún más exitoso respaldo gracias a un referendum en el pueblo todo que es de usted? No cabe duda de que el juicio que la historia le haría sería sumatorio.

Pero los vaivenes  a raiz de la kultur etxea en Romo que vienen dando los concejales de cultura y el alcalde toman altura, y nos congratula presenciar la primera gran montaña rusa instalada en nuestro pueblo y en la que ambos se columpian. El señor alcalde y su sufrido concejal, después de haber estado en lo alto del carril presupuestario para el mastodóntico edificio, ahora anuncian un ahorro del 40%. ¿Estaba antes sobrepresupuestado? Ahora que vemos cómo contratos públicos sirvieron gracias a estipulados sobrecostos a financiar a elegidos con muchos votos, el alcalde despeja balones pero no las dudas. Y no será porque en Getxo han escaseado los “sobrecostes” de todas las obras, por poner sólo un ejemplo, de los planes E.

Si, como un principiante mahayana, nuestro alcalde repite el mantra de los votos obtenidos por su partido, más razón hay para confiar sean los votos quienes hablen sobre la kultur etxea. Quosque tamdem?

P.S: Si es cierto que al alcalde, según como interpretamos su reflexión, le apoyan colectivos vecinales, culturales, naturales, guturales, sobrenaturales, estructurales, y malavares, falta, obviamente uno, y muy importante: el de los calamares. Problablemente se habrán dirigido a la concejala de Medio Ambiente, esperando tener más éxito que el de los árboles, pero hay un problema: los calamares pueden desaparecer – oh se van a hermanar con los árboles, qué bello! – a causa del dragado en el Abra cuya concejalia de medio ambiente ha dicho en un cálido ambiente muuuu.

Y el GetxoBerri desveló sin querer el fracaso del Antzoki

1 Jul

El Getxoberri de 29 de junio tiene encartado lo que pretende ser un panegírico en favor de la desmesura de Antzoki. Su loa no acierta más que a descubrirse como metáfora de un primer fracaso. Un fracaso en lo inmediato ya denunciado tiempo atrás por la Asociación de Vecinos de San Nikolas. El ayuntamiento admite ahora el escaso éxito en la compra de plazas de garaje en el subsuelo de la plaza de San Nikolas. No es más que la consecuencia de una falta absoluta de planificación. Si ni siquiera el mastodíndico antzoki cuenta con un estudio de viabilidad, ¿Cómo iba a saber el ayuntamiento necesidades de vecinos en cuanto a condiciones de arrendamiento de garajes? Que el consistorio ofrezca ahora a quienes viven en Andra Mari o Romo (!!!!) la posibilidad de hacerse con una plaza de garaje en San Nikolas es cuanto menos abracadabrante.

El desproporcionado Antzoki es en si una suma de errores: propaganda política fundamentada en edificios marca; centralización cultural – si acaso – en contra de dotar a los barrios de nutriente cultural. Es un modelo socialmente costoso. Culturalmente agredido por cuanto su capacidad dependerá de la amortización del descomunal proyecto. Las cifras iniciales que situaban en torno a los 40 millones su presupuesto (unos 6.600 millones de pesetas), de nada sirven ya. Hemos de contar todos los cambios surgidos por las inherentes dificultades estructurales de encajar semejante edificio es tal espacio, sumar las amortizaciones de créditos bancarios socilitados. De poco sirve que en el Getxoberri de 29 de junio se lance la bienaventuranza de que las “adjudicaciones se han realizado por debajo del 20%”. Nada significa esto sino lo que habitualemnte sucede: las licitaciones se rebajan pero la obra final supera ese 20%, precisamente el permitido por la ley. TODAS las obras efectuadas en Getxo bajo el plan E supusieron un sobrecoste del 20%.

Es lamentable el derroche comunicativo que dispensa el ayuntamiento en justificar un modelo cultural al servicio del urbanístico para un antzoki que resultaría socialmente rentable de haberse establecido previamente un verdadero consenso socio cultural nacido de los barrios algorteños. El elevado costo de esta neglicencia lo van a pagar quienes viven en Getxo, o más precisamente los que con cada vez más crueldad van a empezar a no poder vivir (1). Si hacemos cálculo de cuánto cobran concejales, asesores junto al alcalde, además de otros cargos de importancia, quizá juntando sueldos de entre 50.000 83.000 euros/año, mas sueldos de concejales prestos en legislaturas pasadas al negligentis et colaborandis obstat, quizá en unos cuantos años se recobre de estos emolumentos el dispendio oneroso. Deducimos que estas insignes personalidades tienen un debe social bien grave. Lo mismo vale para la descolosal Kultur Etxea planeada en Romo, réplica algo más moderada pero con modelo cultural idéntico al del antzoki.

(1) el mismo Getxoberri de 29 de junio anuncia la renovación de las tarifas del Polideportivo de Fadura en función de las rentas. La ingenieria impositiva ¿Acude en ayuda de las cuentas municipales?