Tag Archives: crisis

La cultura en Getxo

12 Oct

En septiembre habría de comenzar el proceso Getxo Kultura 2012-2016, una revisión dirigida a “revisar y actualizar el modelo del Aula getxotarra «como motor principal» del municipio. El alcalde adelantó por julio que se contarían con las aportaciones de “comisiones de fiestas, empresas de ese ámbito, espacios de formación, grupos de música, compañías de teatro y danza, así como el movimiento asociativo del sector y también con los vecinos, como destinatarios de la oferta”. Desde luego, ninguna asociación vecinal ha sido ni informada ni invitada. Tampoco el sector de las librerías en Getxo. Tampoco el los jóvenes estudiantes universitarios. Tampoco el de los espacios autoorganizados anatemizados.

Mostrar interés por la zaherida cultura no está mal, pero sobre todo no está bien si la intención es más publicitaria que real. ¿Es cultura sólo lo que se programa de puertas oficales adentro o es cultura lo que vive en la calle? Pongamos un ejemplo rimbombante: el festival de jazz. ¿hay cultura de jazz, se vive el jazz en Getxo, hay espacios donde vivirlo? Podemos hacer una proyección crítica a cuantos eventos se organizan. Pueden tener su explicación en la aportación -costosísima- a la marca Getxo. Pero cultura es otra cosa que la piel muerta de las marcas-ciudad tan puestas de moda por los gurús del marketing.

La reflexión sobre la cultura en Getxo nace viciada. Ya hay un modelo cultural en marcha previsto para dentro de 50 años. ¿Por qué 50 años? Es el periodo de vida del mastodóntico Getxo Antzokia que devorará además de 42 millones para su levantamiento, un número indeterminado al año para abrir tan sólo sus puertas. Su mantenimiento condicionará totalmente los recursos para la cultura en Getxo. ¿Para qué reflexionar sobre la cultura si no se reflexionó sobre el envoltorio cultural que supone el antzoki? Es adecuar las consecuencias sin pensar sus causas. Este proceder es la crisis en sí que vivimos, y no su reverso como pretenden aparentar numerosas administraciones de diferentes tamaños, colores… y olores.

¿Cuántos talleres de literatura hay en Getxo? ¿dónde exposiciones a partir de las 20:00h? ¿conciertos? ¿artes escénicas? los reductos de actividad han quedado atomizados en bares de referencia o gaztetxes. No cabe duda de que los hábitos culturales han sufrido nuevos usos devenidos por la irrupción de nuevas tecnologías. Pero esto no explica el carácter de pueblo dormitorio que parece ofrecer Getxo con respecto a la vida cultural y artística que en entresemana y en la calle se vivía hace 20 años. El panorama encierra más retos: un ahogo coyuntural de los sectores culturales en Getxo agravado por una política institucional a todas luces ajena a esta realidad misma. Sin acritud, tomemos otro ejemplo: los paneles informativos que suponemos han costado un buen dinero público ubicados en las plazas: ¿pueden servir para informar de promociones, campañas, actos, eventos, generar sinergias comerciales y culturales día a día? Puede que sí pero puede que en absoluto fuera este ni sea su fin. Debiera.

El debate retórico o la pura retórica disfrazada de debate y consenso es la gimnansia preferida de los cómodos y los cínicos; aún más la de los obtusos y los perversos; no digamos la de los gestores o electos. Los hechos retratan a cada cual, y son los que sitúan a un pueblo en un punto o en otro de su propio camino o en un camino que no era el suyo. El debate sobre la cultura en Getxo viene apartado ya desde su punto de partida: el macromillonario agujero cultural, presupuestario que condiciona el titánico getxo antzokia. Se trata de un modelo en toda su dimensión muy manido: desproveer de equipamientos a los barrios y proveer grandes obras centralizadas, contratos, desvíos “permitidos” por ley, desvío del control público mediante fraccionamiento… ¿les suena esto a algo de esta crisis que dicen que vivimos? Les suene o no, la van a tener que pagar.

El proceso abierto por el ayuntamiento despeja pocas dudas. Es de esperar que no suponga una justificación de recortes. La necesaria reflexión sobre la cultura ha de llevar a la acción. Cuantos colectivos culturales, sociales y vecinales hay en Getxo también deben aportar sobre todo fuerzas para revitalizar los barrios, porque en el pulso de estos es donde late el corazón económico, social y cultural de nuestro pueblo. El ayuntamiento apuesta por la centralización en todos sus aspectos – el mega antzoki es su metáfora más evidente -. En el debate barrios si o barrios no es donde debe circunscribirse la reflexión sobre la cultura en Getxo. De ahí que las asociaciones vecinales hayan sido excluídas siquiera de un contacto de mera cortesía. Mientras se suceden los titulares y las reflexiones que darán quizá paso a campañas con pegatinas y felpudos con lemas en inglés, las pocas librerías que quedan en Getxo lanzan un SOS. Alarma que no parece haber llegado a oídos del señor concejal de cultura, Koldo Iturbe: tampoco las librerías estarán en el colectivo reflexionador Getxo Kultura 2012-2016.

Anuncios

Crisis, ética y políticos locales

30 Jul

Vivimos un tiempo de múltiples crisis. Cada una con su oscuro abalorio colgado del cuello de cada cual. En Getxo todas se viven o  ejecutan al mismo tiempo. La crisis provocada por financieros y un cambio de ciclo; la desatada por quienes han vaciado las arcas públicas – gobernantes, presidentes de comunidades y alcaldes vilipendiando planes E que no han dejado ni un sólo empleo  en Getxo pero sí pingües facturaciones a empresas-; la escondida bajo el término rescate bancario que no es sino una estafa organizada. Y entretejida a todas ellas está la crisis de confianza en los electos públicos. Su actitud, su praxis reluctante a cualquier mínimo de ética y servicio público está  generando una masiva indignación que progresa con la misma intensidad con la que los electos proceden a cercenar derechos con los que cubrir el dispendio de sus desmanes.

Esta es la realidad. Por mucho que el alcalde de Getxo, al toque de corneta no de la evidencia que se reclama en su pueblo sino a raiz de un llamamiento de un señor  que preside su partido, decida recortar su sueldo, no queda por ello ni reducida su responsabilidad en lo que acontece desde hace años ni  es digno su gesto.

¿Realidad? ¿Hablamos de realidad? Interviú publica en la semana del 23 al 30 de julio que el señor Josu Loroño Goienetxe llama desde el telefóno del ayuntamiento getxotarra – y por tanto en calidad de concejal – a un funcionario implicado en una red de venta ilegal de datos de contibuyentes, para solventar un asunto particular de un amigo suyo con la hacienda vizcaína. Servicio público. ¿Responsabilidad? ¿Explicaciones? Ninguna. Trasparente realidad. Con estos mimbres en el cesto, poca falta hace la anunciada auditoria que presenta el alcalde de Getxo. ¿Cómo el concejal Loroño sabía a qué funcionario debía llamar? ¿lo había hecho otras veces? Si tenemos en cuenta que el jefe de inspección de Hacienda de Bizkaia está condenado a cuatro años de cárcel, ¿qué está ocurriendo con los responsables de la diputación? ¿ El Sr. Bilbao no sabe nada? ¿Y el señor Landa?

Frente a esta obsolescencia política, la responsibilidad de organizar, idear, pensar  modos de vivir diariamente en cada barrio nos exige poner en común recursos colectivos. Pensemos en el 1 de junio de 2008 cuando en los barrios  de la cuenca del Gobela y el afluente Kandelu vecinas y vecinos gestionaron el auxilio a los danmificados directos e indirectos por el desborde de este rio y su afluente. Fueron las personas quienes salvaron lo colectivo. Quizá nos toca salvarnos de quienes nos ahogan, pero actuar colectivamente. Está en nuestra manos. No en la de otros, que ya sabemos abiertas a qué están.

Atraco en nuestro barrio

17 Jul

Esta es una reflexión que hacen desde el barrio de Andra Mari Aldapas

“Cuando alguien va a su entidad bancaria a conocer el estado de su dinero y el ingreso en metálico por derechos reconocidos (pensión, ayuda por dependencia, subsidios, cuenta de ahorro) y viene alguien disfrazado con careta y corbata y extrae ese dinero para llevarlo por el decreto de la fuerza a otro sitio ajeno, se dice que ha tenido lugar un atraco. La semana pasada tuvo lugar un atraco de proporciones nunca registradas. Los atracadores tenían caretas de ministros, iban muy bien vestidos y el dinero confiscado a la gente ha ido a parar, según el economista Juan Torres a la banca alemana, y según otros a la banca hispánica. Los atracados viven, o lo intentan, en Aldapas y otros miles de barrios de otros miles de pueblos. La prensa de todos los colorines canta al unísono la tonadilla de que no hay tal atraco sino una crisis.

El gobierno de rajoy en su esfuerzo disciplinario ha decidido, entre otras decapitaciones mucho más gravosas para la sociedad, bajar el sueldo a alcaldes. Cabe suponer que el de Getxo pueda verse envuelto en este agravio. No será poca la solidaridad que reciba. Se precisa que no vuelva a repetirse en futuro que el fondo de emergencia social municipal sirva para financiar obras, como ha sucedido en el pasado inmediato. Pero cabe pensar que el atraco que a diario se viene dando en cada barrio de Getxo obliga a repensar cuál es el proyecto estratégico que ya desde hace mucho tiempo viene precisando nuestro pueblo. Urge repensar el empecinamiento en el modelo del cemento, como el faraónico antzoki que devorará mucho más de 40 millones euros sólo en ser levantado. De las mismas proporciones del antzoki es el silencio que guarda la sucursal política del gobierno en Getxo, quizá comprensible por el éxtasis hispánico de la victoria de la roja. Roja es la agresión a quienes trabajan, a quienes enseñan a las generaciones futuras, a quienes cuidan, a quienes investigan, a nuestros pensionistas, a nuestros vecinos y vecinas dependientes, a quienes se encuentran en paro, a quienes estudian. Roja es esta delincuencia de cuello alto cuyo comendador amenaza con proseguir a golpe de Boletín Oficial del Estado.

Si se anuncia un atraco para las 11:00 de un determinado día en la sucursal que habitualmente visitamos, lo lógico y sano es no acudir al lugar negándonos al escarnio indivual y colectivo”.

Extraído de aldapanbizi

El bombardeo de Gernika se repite

26 Abr

En Getxo residen supervivientes, entonces tan jóvenes pero tan conscientes, de la masacre en Gernika en 1937. Sus allegados, hijos, sus vecinos les conocen. Hemos escuchado su testimonio. Su lección vital es que el espíritu de vida sobrevive a las legiones más mortales, como la que disfrazada de crisis azota desde los aires de la economía, las bombas en primer lugar  las bombas llamadas “medidas de ajuste” y después un modo de sub-vivir. Recordamos a A, vecino algortarra que sobrevivió en aquel gernikés día de 1937 graciás a la pericia de salvarse bajo un carro de la metralla de los aviones alemanes. Quizá a cierto alcalde de cierto pueblo terminado en berberetxo le fastidie no poder hacerse la foto con A. A. no se haría la foto con quien lanza bombas como decretos cercenando espacios, derechos en los barrios de nuestro pueblo. Vivimos nuestro diario Gernika 1937 en getxo. Sabemos cómo luchar para enfrentarnos a tal monstruoso ataque, el del local y el macrolocal: tenemos a A. como ejemplo.

Ayuno en los cajeros de Getxo contra la estafa bancaria

17 Abr

Dos miembros del colectivo «Ez irentsi. No tragamos» cumplirán hoy 48 horas encerrados en un cajero de BBVA de Getxo. Desde el fin de semana, esta iniciativa ha puesto en marcha una campaña abierta a la sociedad para denunciar «la inadmisible deriva de las políticas económicas» y, a la vez, sumarse a «la creciente preocupación social ante sus nefastas consecuencias». El domingo llamaron con el cuerno desde la cumbre nevada del Gorbeia y desde esa noche hasta hoy a las 24:00, ocupan un cajero de BBVA para denunciar «el papel del conjunto de la banca en esta crisis y en nuestra sociedad».

Rubén Belandia y Mikel Labeaga permanecerán en el cajero para recordar que «fueron los bancos los que originaron la crisis» y, aunque a la sociedad en general se le aplica «un recorte tras otro», a la banca «les otorgan préstamos y avales por más de 118.000 millones, convirtiendo la deuda privada de los bancos en deuda pública». La protesta está vigilada por la policía, según informaron los dos miembros del colectivo.

Como expresaron ayer en esas reducidas dependencias, «el Banco Central Europeo (BCE) presta dinero a los bancos al 1,5% para que ellos lo vendan a los estados a un mínimo del 5% y a la gente en torno al 10%. El BCE no presta dinero directamente a los estados, porque, si así lo hiciera, los bancos no ganarían dinero». Además desde la plataforma «Ez irentsi. No tragamos» denuncian que «para garantizar su negocio, colocan a antiguos banqueros en los puestos clave de los estados» y, a la vez, «son los que tienen capacidad para exigir continuos recortes de derechos laborales y sociales, con la amenaza de subir esos intereses».

Esta plataforma recuerda que los cinco grandes bancos más grandes del Estado español ganaron en 2011 un total de 9.191,6 millones, de esa cantidad el 90% fue a parar a BBVA y Banco Santander. «Tantos beneficios no les han llevado a ser clementes con quienes no podían pagar sus hipotecas y les han dejado en la calle y con deudas a miles de personas», precisaron los dos que habitan durante 48 horas el cajero automático que pertenece a BBVA en Getxo.

Además, también denunciaron que entre BBVA y Santander «aportan el 89% de la financiación de la industria armamentística y financian a 10 empresas nucleares».

Extraído de Gara

Congreso en Gasteiz de municipios y ciudades sostenibles

5 Dic

Del  29 de noviembre hasta 1 de diciembre se desarrolla en Gasteiz el 5º Congreso Nacional de Medio Ambiente  Conama . Su objetivo a través de charlas, talleres y exposiciones prácticas fue reformular las ciudades para transformarlas en espacios más sostenibles y habitables. Este encuentro reflexionó acerca de la sostenibilidad local. El evento estuvo dirigido a expertos en la materia, representantes de entidades locales y supramunicipales, emprendedores, empresas, asociaciones vecinales y sociales, personal docente e investigador y periodistas y estudiantes.

Desde Auzokideok seguimos a través del web de Conama los debates y exposiciones de expertos de la talla del urbanista Timothy Beatly, Albert Cuhí i Burgos, Peter Sweatman, Ihobe, Antonio Serrano, José Fariñas, Isabela Velazquez, Mikel Baztan de Noain… y el rico y extenso de actividades del Congreso. Además de las conclusiones del congreso, resumimos algunas de las intervenciones que reflexionaron sobre aspectos  que como vecinos de Getxo encontramos aplicables a las necesidades, amenazas  y retos de nuestro pueblo y su entorno territorial.

El urbanista y profesor de la Universidad de Virginia, Timothy Beatly, destacó la importancia de la recuperación y desarrollo de la naturaleza como “capital social”. Es preciso explorar para aprender la naturaleza e integrarla en el modo de pensar y vivir la ciudad”. A este respecto citó dos ejemplos: la conexión de la ciudad mediante espacios naturales en mariposa, como ocurre en la ciudad claiforniana de SaN Francisco, o la regeneración llevad a cabo en Chicago.

Antonio Serrano, miembro de la Fundación Interprofesional de Ordenación del Territorio, desglosó las conclusones del libro “Las Ciudades del Mañana” editado por la Comisión Europea. De su lectura se extrae que el proceso especulativo inmobiliario interfiere en el sostenimiento de los pueblos y ciudades. La lucha entre ciudades en la búsqueda de capitales debe sustiruirse por la cooperación. La crisis que vivimos permite vislumbrar las ciudades verdes como una respuesta factible – Gasteiz fue citada como un ejemplo sobre el que trabajar. Pero hemos de partir, señala Serrano, de que precisamos cambiar el modelo de producción, apostando por la construcción bioclimática y ejecutando la rehabilitación urbana y no la construcción expansiva. Para eliminar la necesidad de transporte que conlleva el expansionismo urbano degradador es preciso recuperar los barrios de los pueblos y ciudades.

José Fariñas, en el vídeo de abajo, experto en Urbanismo sostenible,

destacó que nuestras ciudades no han sido proyectadas para una vida sana y feliz, sino como catalizador del progreso. De este planteamiento malévolo, destacó con asombro algo que vivimos en Getxo en primera persona: “nadie puede entender que en localidades planificadas haya inundaciones. La planificación urbana ha sido supeditada al beneficio especulativo y el crecimiento económico”. La crisis, en su opinión, nos da una oportunidad. Es preciso una buena gobernanza: “transparencia, huyendo de megaconstrucciones sin utlidad social, recuperar la socialiazación del ESPACIO PÚBLICO potenciando la participación ciudadana y la AYUDA MUTUA con el fin de evitar ganacias privadas como ha venido sucediendo hasta ahora; tenemos que redensificar lo que ya está construído“. Por último, un mensaje: “los jóvenes están tratando de salir de los problemas que tenemos encima. Hay gente que está dispuesta a vivir colectivamente. Hay esperanza”.

Andrés Orive es coordinador del área de Medio ambiente de Gasteiz. La preservación de cintures verdes externos e internos en la ciudad ha tenido el reconocimiento de expertos. Su testimonio nos resulta especialmente interesate a los getxotarras cuando el Plan territorial Parcial amenazando nuestro cinturón verde barrial, ENTRE OTRAS PROBLEMÁTICAS.

La Participación ciudadana: un ejemplo

Terminamos con Gasteiz de nuevo y su experiencia de participación ciudadana. Isabela Velázquez, arquitecta, dibujó el proceso participativo en la capital para diseñar el modelo de movibilidad en la ciudad gasteiztarra. La iniciativa partió del ayuntamiento y llevó 7 meses. Con los 54 colectivos que tomaron parte se crearon tres talleres. “Era imprescindible que la decisión de cómo moverse por la ciudad no la tomaran los técnicos, sino que éstos adecuaran la decisión de las personas a la práctica”, recalcó Isabela. El proceso tuvo un decálogo: 1) Un proceso honesto, 2) Elección de una cuestión importante, 3) Compromiso político y ciudadano. El primer taller debatió los principios que debían regir la movilidad en la ciudad. Participaron consejos sectoriales de la ciudad, asociaciones, agrupaciones de patinadores, ciclistas, particulares…. en una segunda etapa se formularon acuerdos y medidas. En una tercera, se llevó el acuerdo a los barrios de Gasteiz a la vez que se integraban colectivos que no habían participado en el proceso (taxistas, comerciantes, repartidores) para que su voz fuera tenida en cuenta. El 8 de Abril de 2007 se elaboraba el documento que hoy rige la movilidad en Gasteiz. Isabela destaca “el principio de la sensatez” que aportaron los participantes, así como su “profundidad técnica” en el conocimiento de su propia realidad. Desde Auzokideok tomamos esta experiencia y las conclusiones del Congreso como modelo sobre el que trabajar, aunque parezca utópico.