Tag Archives: auzoz-auzo

Auzoz auzo en Algorta, deprimente mitin electoral del alcalde (Primera parte)

31 Ene

Vientos oscuros agitan el batzoki

Últimamente están sonando muchos teléfonos en los domicilios de Algorta. Se trata de una encuesta orientada a conocer directamente la actitud de los y las algortarras, en principio con respecto a su barrio, pero indirectamente para tantear sus intenciones de voto con respecto al partido jelkile. Nada nuevo en los tiempos pre electorales que vivimos, si no fuera porque la mayor cantidad de respuestas que afloran de ese sondeo telefónico ponen al pnv y al alcalde, como vulgarmente se dice “a bajar de un burro”.

Esto ha provocado que las alarmas ululen sin compasión en el mayor batzoki de Bizkaia. La inquietud, teñida de perplejidad que esto provoca, está arrancando el sueño de los “dueños de Getxo en la sombra” cuya sede central fue temporalmente durante años un colegio de  Falange. Estamos hablando de problemas en el caladero oficial, por no llamarlo cautivo, del pnv en el municipio de Getxo. De pronto algunas miradas y dedos parecen volverse hacia ese muchacho de Lamiako, que vive en Santa Ana y cuya cabezonería con tientes chulescos ha destrozado Algorta, tanto para hoy como para el futuro.

El Clan Zarraoa aprovecha el sentimiento de angustia que invade las reuniones del batzoki para recordarles a los peneuvistas que todavía les prestan oídos que el gran Zarraoa cuando era alcalde abogaba por un Antzokia más pequeño, más a nivel algorteño, más lógico, pero que nadie le escuchó llegando incluso los gerifantes batzokianos a privarle de su apoyo y apostar por un “joven” emergente Imanol Landa con su prédica por erigir un megalo proyecto a base de calzador. El tercer grupo de batzoki, el de los margis calla en este entierro, pero muestra una sonrisa delatora. Reuniones, comidas en el batzoki de Andra Mari para poder levantarse la voz sin que el fuego trascienda a Algortako etorbidea. De poco está sirviendo ahora el corre corre y dile dile jelkide.  A estas alturas todo se reduce a la búsqueda de culpables. Controlar la tapa abierta del tarro de las esencias parece cuestión imposible. El mal está hecho, el futuro del partido de los hijos de Sabino en Algorta está puesto en entredicho, y lo que ya se barruntaba desde hace dos años, la inevitable perdida de la sucursal del batzoki instalada en el ayuntamiento de Getxo desde tiempos inmemorables puede tocar a su fin.

Hagan lo que sea

Con este desolador panorama el equipo del alcalde Landa se ve tan cuestionado que decide montar a todo correr un Auzoz auzo en el centro de la polémica, en pleno Algorta, a dos pasos del batzoki. Los objetivos de la jugada serían: por un lado aplacar a los batzokeros de la vieja guardia, para que puedan ver en directo al “joven” de Lamiako que les impusieron para la máxima jefatura municipal los del Areetako Batzokia y así convencerles con este show en vivo de las excelentes dotes de amaestrador de infieles que adornan su curriculum; por otro lado, el acto mostraría lo valiente que es el alcalde al convocar a los y las vecinas en el centro del Bagdad que él mismo ha creado, y finalmente, aunque este parecía en principio un interés menor, para saber “de qué se queja la gente”, aprovechando furtivamente la ocasión para mostrar por medio del Pravda de Getxo que este ayuntamiento, liderado por el sin par Landa, es un municipio participativo.

La verdad que este equipo municipal no sabe muy bien como conjugar el verbo participar, pero ese detalle no le agobia. Los colaboradores del alcalde creen que por colgarle a su jefe la palabra “participativo”, de inmediato lo convierten en un ser interactivo. Craso error que durante cuatro años les ha hecho pensar a estos advenedizos que solo con un blog todo lo que hace su jefe se transformaba automáticamente en participativo. A fecha de hoy todavía consideran que participar de forma presencial es muy complicado y por lo tanto !viva el blog¡ Se hace desde el salón de casa y además evita exponer al alcalde al arduo trabajo de escuchar directamente a sus súbditos.

Un acto para tratar de lucirse

A la hora fijada para el inicio del acto, poca gente. En términos toreros discreta entrada. Para el equipo de mandamases municipales asistentes: la primera en la frente y las caras corporativas alargándose. Para la ocasión el alcalde ha traído a todas sus primeros espadas. En la mesa presidencial Loroño, como conductor del acto y que parece estar siempre transmitiendo minuto y resultados, a la siniestra del alcalde, el concejal Arregi, impávido y silencioso el denunciador del peligro de las antenas y al que parece que le ha comido la lengua el gato (o ha recibido un correctivo al respecto) ya que no vuelve a decir nada tocante al asunto. Entre el público la concejala Keltse y el concejal Koldo Iturbe, ambos del barrio y bien acomodados en el banquillo, siempre atentos al mister por si alguna jugada precisara de su intervención. El equipo del alcalde al completo, si no fuera por la ausencia del de los dineros que parece estar ya de vuelta de este contubernio y preparándose para fichar en otro equipo y no continuar jugando en esta nefasta liga municipal. De incógnito en las “gradas” (los bancos del público eran duros cual penas de galera) alguna que otra figura emergente de este singular equipo, además de arribistas varios y personal inclasificable, escaso pero variopinto. Como era de esperar el séquito de plumillas del alcalde al completo también acudió para arropar y echarle algún que otro balón a su alcalde.

En total se podían llegar a contar unos 20 fans del batzoki, capitaneados por el Sr. Muneta, máxima autoridad del batzoki, y el jefe de la policía municipal de paisano, cuyas escrutadoras miradas a la búsqueda de malotes denunciaba sus tics profesionales. Nadie faltó al importante acto en el que se esperaba una jugada magistral para reflotar la nave jelkide en Algorta o al menos para darle un contundente golpe de timón al barco a fin de alejar su proa del inminente acantiladazo al que se dirige.

Una asistencia vecinal con pocas ganas de fiesta

El público propiamente dicho, es decir los y las vecinas convocados a toque de hojas pegadas en los portales, más bien escaso. Cabe notar la presencia de tres concejales del pp y cuatro personas de la Asociación de Vecinos de San Nikolas así como una representación del colectivo ecologista Eguzki.

Las primeras palabras del locutor deportivo metido a maestro de ceremonias fueron para justificar la escasa presencia de público, punto remachado por el alcalde con su nunca suficientemente repetido “quizás hemos fallado en la comunicación”.  Ojo! esto, viniendo de quien viene no debe interpretarse como un mea culpa, sino más bien como “la mayoría silenciosa me apoya” y no necesita venir para que yo sepa lo que le aflige, así es que con unos pocos carteles ya basta.  A sobrado, a Landa pocos le ganan.

Tan pronto empezaron los vecinos y vecinas a largar sus cuitas se vio la cara de sorpresa del alcalde y de su equipo, y aunque reconocieron haber realizado una reunión previa esa misma mañana con los técnicos municipales para conocer los problemas del barrio, tal parece que o no se empaparon de lo que les dijeron o no esperaban los problemas que les espetaron.

La situación de Algortako etorbidea, saturada por la nueva canalización del tráfico en la zona para poder encajar el macro Antzokia le pareció al alcalde algo extraño, algo que no imaginaba, como si fuera la primera vez que oía la saturación vehicular, contaminante y sonora que los y las vecinas de esa avenida vienen padeciendo desde que él, sin contar para nada con el barrio, tomó la sublime decisión de construir el Monumental Antzokia. Una vecina airada habló del semáforo sito en la esquina de esa avenida con la calle Telletxe, al que popularmente han bautizado como el “semáforo de Basurto” ya que consideran que es cuestión de tiempo el que provoque una desgracia luctuosa dada su pésima ubicación y los escasos intervalos y avisos con que lo han programado.

Llegaron las quejas de la nueva plaza Biotz Alai, en las que al alcalde le recordaron su falta de palabra, ya que había prometido cerrarlo de noche y ahora donde dijo Diego dice digo. Su suciedad, lo destrozado que está a los pocos días de ser inaugurada, la suciedad y el ruido que provoca fueron algunos de los aspectos sacados a la luz por el vecindario. Que esta plaza es punto de litroneros también se denunció, algo que irá ocurriendo en las sucesivas plazas que este alcalde está construyendo a lo largo y ancho del pueblo para mayor honra de su nombre e infinito sufrimiento vecinal.

(EN BREVE COLGAREMOS AQUÍ LA SEGUNDA PARTE DE ESTA CRÓNICA SOBRE EL DEPRIMENTE AUZOZ AUZO DE ALGORTA)

Señor Landa, se acabaron los engaños

21 Nov

Si el tema no fuera grave, yo diría que el Alcalde de Getxo es un tipo txirene. A quién se le ocurre listar en su blog las reuniones que mantuvo con los vecinos, cuando resulta que nos enteramos que en tres años solamente ha realizado 9. Sí, nueve reuniones, es decir, según su propia confesión blogera, el alcalde de Getxo sólo ha llevado a cabo tres reuniones con los vecinos al año.

Vean lo que copiamos directamente de su blog:

2008
22 de mayo – Los Puentes y Oikosa
6 de noviembre -Aldapa y Zubilleta
4 de diciembre -Antiguo Golf

2009
22 de enero -Sarrikobaso
2 de abril – Iturribide, Puerto Orduña, Unbe
10 de junio –Santa Ana

2010
21 de enero -Romo centro
22 de abril –Aiboa
11 de noviembre –Villamonte

O no se entera, o al Señor Landa le parece toda una proeza reunirse con los vecinos tres veces al año.

De acuerdo al referido listado observemos también que si usted, estimado lector de estas líneas, vive en Andra Mari, San Nikolas o el Puerto Viejo, – por poner solamente algunos barrios -, el todavía Alcalde de Getxo, probablemente no pueda honrarle con su presencia para escuchar sus inquietudes. Este año 2010 el Alcalde ya tiene el cupo de visitas lleno – ya lleva tres- por lo que hasta el año próximo ha cubierto su cupo anual.

El año que viene el Señor Landa solo estará cuatro meses en el cargo, por lo que de acuerdo a su ritmo de reuniones vecinales, queda una única oportunidad de disfrutar de su visita al barrio que él decida.

Conviene destacar también, y copiamos literalmente lo que pone en su blog, que de estas reuniones sale “Satisfecho y con unas ganas enormes de continuar trabajando”.Pues si como escribe el actual Alcalde, sale tan feliz y motivado de esas reuniones vecinales ¿por qué no hace más reuniones con los vecinos y vecinas? al menos una cada semana o por lo menos una al mes. Por increíble que parezca, a Don Imanol le va el rollo, pero parece ser que se dosifica para gozar lo menos posible.

Pero si por su incongruencia (o la del plumífero que le redacta los textos) no tuviera límites, el Señor Landa señala en su blog: “Esto es el programa Auzoz-auzo, una de las fórmulas más eficaces y gratificantes de fomentar la participación ciudadana que venimos desarrollando durante toda la legislatura a lo largo y ancho de nuestros barrios.” El Señor Landa hace tres reuniones al año, y a la escondidita para que no se enteren más que los del batzoki (no sea que acudan los protestones de siempre), y a eso le llama un programa “eficaz”, “gratificante” y de “participación ciudadana”.

Tres reuniones al año, con prácticamente nula publicidad. Conocemos a pocas personas que se enteraran previamente. A partir de publicar lo de las reuniones en su blog, nos hemos enterado unos pocos más. Ante su nulo interés por publicitar las reuniones cara a cara con el máximo mandatario de Getxo, no es, por tanto de extrañar la escasa asistencia a esas reuniones, algo fácil de constatar observando la foto que él mismo inserta en el blog.

¿A eso llama el Señor Landa participación ciudadana? Posiblemente todo tenga una explicación: de haberse publicitado debidamente esas reuniones de barrios, el Señor Alcalde se hubiera expuesto a conocer en persona lo que realmente quiere la ciudadanía getxotarra, y casualmente eso es lo que Imanol trata de evitar por todos los medios.

Señor Alcalde, con los debidos respetos, pero creemos que debe hacérselo mirar por un experto.

El año que viene es periodo electoral. Verán cómo el actual Alcalde aprovecha para visitar todos los rincones del municipio y se entera (o hace que se entera) de los problemas de los vecindarios para incluirlos en su programa electoral, que luego olvidará si sale elegido por los votantes a los que él se refiere como “la mayoría silenciosa”.

Señor Landa, en los últimos casi cuatro años usted se ha pasado la participación ciudadana por un inmencionable lugar, por lo que no venga ahora en la campaña electoral dándoselas de lo que no es.  Ni escucha a vecinas y vecinos, ni muestra el mínimo interés por la ciudadanía y lo que aun peor, no hace caso a sus inquietudes hasta que llega el año electoral en el que se camaleona de lo que haga falta para seguir en su poltrona. Lo sentimos, ya no nos engañan ni usted ni todos los políticos que propagan promesas para seguir incumpliéndolas.