Tag Archives: antenas

Alteración de antenas en Getxo

13 Jul

En las calles Monte Aralar, Urkiola. También en Artea. Sólo unos días después de que desde auzokideok se denunciase la ley de far west que reina en Getxo con las compañías de telefonía móvil, hay movimientos en los tejados “saloon” de las mismas. La policia municipal aseguró a vecinos que la empresa que procedió a la manipulación de las antenas contaba con los permisos municipales. Habrá que preguntar al ayuntamiento que regula en omertá legal qué objeto tenían las cabinas colocadas con supergrúas.

El “Far West” de las operadoras

8 Jul

Getxo es el “Far West” de las operadoras de telefonía móvil. Las nuevas antenas instaladas están camufladas como falsas chimeneas. Los tejados y edificios son el “Saloon” de las compañías. El sheriff, además de mirar a otra parte, ¿cobra por cada licencia? Ni siquiera debiera recibis el puñado de dólares, por jugosos que fueran: hay una moratoria. Este espaghetti western no acaba ahí. Los barrios de Getxo ven aumentar discreta pero constantemente el bosque de antenas y radioenlaces. Desconocen las potencias de emisión y su alcance. El ayuntamiento conoce estos datos porque guarda un estudio realizado hace años por el profesor Romo de la UPV. Hay barrios con enclaves de alto riesgo para menores como San Nikolas e Iglesia del Redentor donde habrá una musika eskola puesta con calzador por el ayuntamiento junto al enjambre de antenas de telefónica en el primer caso y una guardería en el segundo. Europa exige alejar las antenas de lugares con población sensible. En Getxo se acerca la población sensible a los centros de acumulación progresiva de antenas.

Y el GetxoBerri desveló sin querer el fracaso del Antzoki

1 Jul

El Getxoberri de 29 de junio tiene encartado lo que pretende ser un panegírico en favor de la desmesura de Antzoki. Su loa no acierta más que a descubrirse como metáfora de un primer fracaso. Un fracaso en lo inmediato ya denunciado tiempo atrás por la Asociación de Vecinos de San Nikolas. El ayuntamiento admite ahora el escaso éxito en la compra de plazas de garaje en el subsuelo de la plaza de San Nikolas. No es más que la consecuencia de una falta absoluta de planificación. Si ni siquiera el mastodíndico antzoki cuenta con un estudio de viabilidad, ¿Cómo iba a saber el ayuntamiento necesidades de vecinos en cuanto a condiciones de arrendamiento de garajes? Que el consistorio ofrezca ahora a quienes viven en Andra Mari o Romo (!!!!) la posibilidad de hacerse con una plaza de garaje en San Nikolas es cuanto menos abracadabrante.

El desproporcionado Antzoki es en si una suma de errores: propaganda política fundamentada en edificios marca; centralización cultural – si acaso – en contra de dotar a los barrios de nutriente cultural. Es un modelo socialmente costoso. Culturalmente agredido por cuanto su capacidad dependerá de la amortización del descomunal proyecto. Las cifras iniciales que situaban en torno a los 40 millones su presupuesto (unos 6.600 millones de pesetas), de nada sirven ya. Hemos de contar todos los cambios surgidos por las inherentes dificultades estructurales de encajar semejante edificio es tal espacio, sumar las amortizaciones de créditos bancarios socilitados. De poco sirve que en el Getxoberri de 29 de junio se lance la bienaventuranza de que las “adjudicaciones se han realizado por debajo del 20%”. Nada significa esto sino lo que habitualemnte sucede: las licitaciones se rebajan pero la obra final supera ese 20%, precisamente el permitido por la ley. TODAS las obras efectuadas en Getxo bajo el plan E supusieron un sobrecoste del 20%.

Es lamentable el derroche comunicativo que dispensa el ayuntamiento en justificar un modelo cultural al servicio del urbanístico para un antzoki que resultaría socialmente rentable de haberse establecido previamente un verdadero consenso socio cultural nacido de los barrios algorteños. El elevado costo de esta neglicencia lo van a pagar quienes viven en Getxo, o más precisamente los que con cada vez más crueldad van a empezar a no poder vivir (1). Si hacemos cálculo de cuánto cobran concejales, asesores junto al alcalde, además de otros cargos de importancia, quizá juntando sueldos de entre 50.000 83.000 euros/año, mas sueldos de concejales prestos en legislaturas pasadas al negligentis et colaborandis obstat, quizá en unos cuantos años se recobre de estos emolumentos el dispendio oneroso. Deducimos que estas insignes personalidades tienen un debe social bien grave. Lo mismo vale para la descolosal Kultur Etxea planeada en Romo, réplica algo más moderada pero con modelo cultural idéntico al del antzoki.

(1) el mismo Getxoberri de 29 de junio anuncia la renovación de las tarifas del Polideportivo de Fadura en función de las rentas. La ingenieria impositiva ¿Acude en ayuda de las cuentas municipales?

Juicio por contaminación acústica y electromagnética en loiu

6 Ene

El próximo lunes, día 9, a las 12,30 horas, en la Sala de Vistas del Juzgado de lo Contencioso/Administrativo Nº 1, de Bilbao, C/ Barroeta Aldamar, 10; se celebrará el juicio contra el ayuntamiento de Loiu, por la contaminación acústica, atmosférica y electromagnética que, desde 2001 padece y soporta una familia; producida por el aeropuerto de Loiu.

La familia de Pascual Alonso, presidente de Lur Maitea, en enero de 2009, solicitó al ayuntamiento de Loiu, las necesarias e inmediatas acciones para la cesación de los ruidos, y de la contaminación electromagnética, lumínica y atmosférica producida por el aeropuerto. Así como una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados desde la inauguración del nuevo aeropuerto (año 2000) hasta la desaparición de la contaminación sufrida.

Recordar aquí que, hace casi cuatro años, a los vecinos de Algete (Madrid), ayudados y subvencionados por su alcaldía, el Tribunal Supremo les dio toda la razón en sus pretensiones contra el ruido provocado por el aeropuerto de Madrid/Barajas.

Algete está a unos 20 kilómetros de Barajas. El TS consideró probado que algunos vuelos al sobrevolar Algete, superaban los 78 decibelios. El domicilio de la familia Alonso (y el de la mayoría de habitantes del Txorierri) dista de los puntos de toma a tierra y despegue del aeropuerto de Loiu, 300 metros; y ha quedado acreditado (Informe del Departamento de Física Acústica de la Universidad Pública de Navarra, 2007 – 20.000 vuelos menos que en la actualidad) que, se superan con creces los 110 decibelios.

Han pasado tres años de trámites administrativos, primero ante el ayuntamiento de Loiu y luego ante el juzgado; sin que el ayuntamiento hiciese el más mínimo caso, ni ejecutase acción alguna; la familia Alonso/Basañez, Lur Maitea y toda la ciudadanía del Txorierri esperamos que, el próximo lunes, en el juzgado, SE HAGA JUSTICIA.

Nos van a impulsar

28 Mar

Impulso suena a desodorante de los principios de los 80. En el último pleno resonó, como el trompeteo del concierto de Branderburgo, la consigna “Impulso”: impulso de medidas, de comisiones, de nuevas medidas de medidas, de otras comisiones. En lo que queda de legislatura nos van a impulsar. Lo que no es ni lo adverso ni lo favorable de expulsar, sino todo lo contrario. Son las cosas del periodo electro-oral, perdón, no queríamos decir electoral. Sin embargo, qué soleadas reacciones trae esta primavera previa: un candidato que por sorpresa se acerca, palmada en la espalda mediante, a un portavoz vecinal para ofrecerle una reunión e incluso colaboración. Traducción para el profano vulgo convertido en útil votante: coger impulso. O en términos olímpicos: saltar con trampa-lín.

Las loas al impulso son directamente proporcionales al montante monetario que el impulso desaloja y que se aloja en otra parte. La física contratante tiene sus reglas sagradas – que nunca sangrantes -. Por nada desearíamos que a regios regidores, concejales y asesores les sonaran estas líneas ni a reproche ni a broche, y vaya por alentado en un sobre nuestro más sincero impulso. Ya que nos hemos tirado de cabeza a esta piscina vacía – era la piscina de promesas electorales de hace cuatro años -, algo sí podemos concluir: la participación ha ido evolucionando, de participio a partida. Perdonen el tono en Do bemol. Pero agárrense al Re insostenible pero bien sostenido cuesta abajo y sin batuta: un getxo de 100.000 habitantes. El gran Impulso que nunca abandona. Auzokideok se creó para tocar en esa sinfonía de decreto, buldog y excavadora, una melodía distinta con notas propias salidas de los barrios. El atrevimiento era resultado de la urgencia. Hoy urge. Mañana seguirá siendo urgente.

Las asociaciones que componen Auzokideok han tenido, tienen y a buen seguro tendrán, distintos ritmos y líneas de actuación debido a sus problemáticas concretas. Sin embargo todas ellas son conscientes que los problemas que se manifiestan en sus barrios son producto de la disonante melodía que ensordece nuestro pueblo. En el avatar cotidiano de sus distintas realidades, dos asociaciones, las que vivieron dos inundaciones en 2008 y varios desbordamiento del Gobela después, han trabajado desde la comisión de inundaciones creada por el ayuntamiento con el objetivo de llevar a cabo un plan serio y viable. El éxito de lo conseguido, permítanme que cite al alcalde que tuvo un sorprendente arrebato de sinceridad en el último pleno: la labor, y aportación en ideas y trabajo de las vecinas y vecinos que componen esas dos asociaciones. Podemos dar fe de que obras que no estaban incluidas y que fueron sugeridas por las asociaciones, son las que han aliviado zonas antes expuestas a constantes inundaciones. La utilidad manifiesta de esa comisión contrasta con cuentas comisiones, consejos y demás se han creado para “solventar” otras problemáticas que tenían a otras asociaciones vecinales y barrios implicados. Es más, en un minuetto muy vigoroso exhibido en el último pleno, el señor alcalde niega hasta la propiedad de sus casas y terrenos a los miembros la asociación decana de vecinos opositora al plan especulativo en Andra Mari. Coda de participación.

En un enroque de ajedrez con casillas confundidas, el alcalde pretende suponer que el trabajo de las asociaciones vecinales fuera de comisiones, consejos, y demás no ha dado frutos. Crasa falsedad, nos atrevemos a manifestar, sin hojas de parra ni manzana que morder y sin paraíso. Cómo explicar la disminución de licencias de telefonía móvil, el estado actual del PGOU, la interrogante general sobre el antzoki y otros asuntos de no menor enjundia ni siquiera económica, que ya es decir.

En un intento de mal sastre, remendando manga por hombro, resulta fatuo el esfuerzo por colgarse méritos en una comisión que tiene dueños bien ajenos – dos asociaciones –, y señalar que otras no realizaron el mismo camino, obviando que es él el responsable de tal infortunio, y que, además, en modo alguno el trabajo “extra institucional” ha repercutido y repercutirá en el beneficio para el pueblo en su conjunto. Aún es más importante un último adagio ma non troppo, más trapiero que nunca: en modo alguno el trabajo de unas y otras se contradice por volcar esfuerzos en terrenos de acción diferentes.

Terminamos volviendo a como estábamos como pueblo en 2007. Con una urgencia: participar. Unicamente llevando a cabo nuestra participación podemos decirnos getxotarras.

Nos van a impulsar hacia el más allá. Hemos de impulsar nuestro acá. Paso a paso, estrada a estrada, calle por calle, de barrio en barrio, en cada portal. Las asociaciones que hoy componen Auzokideok seguirán trabajando para recuperar la imprescindible voz de las vecinas y vecinos. Perdonen las autoridades competentes la osadía de alzar la voz en estas fechas punibles.

P.D: en el último pleno Auzokideok solicitó que el turno de ruegos y preguntas fuese incluído en el acta plenaria. El alcalde se escudó en el vigente reglamento que data de 1985 para denegar tal petición. Pero olvidó reconocer que con ese reglamento en aplicación, el turno de las peticiones vecinales se grababan hasta el año 2004, cuando la progresiva presencia vecinal en los plenos aconsejó no reflejar tal inportunio en soporte alguno.

Falsas chimeneas en Getxo

13 Ene

Hace más de 4 años que las vecinas y vecinos de Getxo vienen denunciando, al socaire del camuflaje como chimeneas,  la instalación con nocturnidad de antenas de telefonía móvil.  Barrio a barrio, y sin control alguno de emisión, potencia, los enjambres de antenas se han hecho una triste realidad.  Desde marzo de 2010 al menos, el alcalde de Getxo viene anunciando que hay un estudio – anticuado a todas luces – sobre antenas. No se tienen más noticias de dicho estudio. Si ha quedado constatada la nula voluntad política del equipo de gobierno con el alcalde a su cabeza para regular este lento pero incesante incremento de antenas.
En el pleno de diciembre de 2010 recurrió a justificar el laissez faire debido a la incapacidad normanitiva del ayuntamiento en la materia. La justificación no se tiene en pie, cuando un buen número de municipios aplican normativa propia – el de Donostia, por ejmplo – regulando potencia de emisión, distancias y demás.
Un ejemplo del camuflaje podemos encontrarlo en Altube nº8 de Getxo. Por cierto, dicha instalación se encuentra en un tejado a dos aguas, en contradicción con lo dispuesto en la ordenanza municipal (Art. 7.2). Y no es la única que hemos encontrado con este nuevo camuflaje.