Tag Archives: alcalde

La monserga de la participación y los votos

13 Ene

Haciendo de la necesidad virtud, es decir, acatando la ley vasca al respecto, el ayuntamiento de Getxo lanza un proceso participativo para designar una partida de 1 millón de euros en los presupuestos municipales. Y algo aún más osado, pero ya habitual, marca de la casa en el equipo del alcalde de Getxo, Imanol Landa: un titular asegurado para ponerse, pretenciosamente, a la altura de instituciones que llevan desde hace casi 30 años organizando procesos similares. El proceso abierto esconde, sin embargo, la realidad de la desafección ciudadana con los poderes y presupuestosespecialmente con los partidos en el poder. De ahí el intento de integrar la protesta vecinal y ciudadana llevándola “pedagógicamente” hacia la “participación”. Menos protestar y más participar, que diría el Fraga postfranquista. Y esa sutura se rompe  al mismo tiempo que el alcalde de Getxo recuerda los poco más 14.000 votos que le avalan. Lo cierto es que el régimen de partidos en democracia sufre una deslegitimidad por todos reconocida, a pesar de los habituales exabruptos habituales del alcalde getxotarra. Una deslegitimidad que no subsana el apoyo electoral, sino más bien acrecentada por este en en constante y creciente medida.

En los encuentros habidos hasta el momento para la presentación del proceso participativo en los presupuestos en  Getxo han acudido a la llamada del alcalde y sus concejales: 5 vecinos en Algorta; 3, en Las Arenas; 2, en Romo; 6, en Andra Mari – la que suscribe entre ellos -. El modo de participación escogido no revela nada de enjundia que merezca halago en ningún sentido. Se pregunta a todo aquel empadronado en Getxo qué cambiaria. Están excluidas propuestas de orden urbanístico o territorial. Y las asociaciones no están incorporadas más que a voluntad de sus miembros de rellenar los cuestionarios y depositarlos en los buzones habilitados en el municipio. Estos son los mimbres tan modestos de este proceso, a la vez acelerado, abierto el 10 de enero y que prevé cerrarse en 30 días, haciéndolo coincidir con la presumible aprobación de los presupuestos en el pleno de Febrero. Simple, y veloz como una saeta. Hay lema para el hacer del incisivo equipo de gobierno municipal y sus asesores de comunicación.

Los procesos participativos en Getxo culminaron con el lantalde formado para la renovación del plan urbano. El resultado de tres años en el que participaron más de 50 colectivos y personas no puede ser más esclarecedor: la propuesta mayoritaria, respaldada por más del 51% de los participantes, fue retirada al no cumplir con las tres alternativas que ya había redactado el equipo técnico municipal. El proceso abierto ahora tendrá menos problemas para el equipo de gobierno: las propuestas se recogerán de manera muy general para “no beneficiar a ningún colectivo ni barrio en particular”. Aunque lógico, sabemos que en esos términos las propuestas no pueden escapar más que a pedir dinero para más euskera, derechos, limpieza, equipamientos, y calidad de vida. La acotación formulativa que filtrarán los funcionarios designados en el ayuntamiento hace del todo previsible el carácter de las propuestas, y predecible a priori el destino de ese millón de euros, el 1% del presupuesto. El champán participativo, como en su día dijo una vecina getxotarra, habrá que dejarlo para otra ocasión.

Los de la protesta

Con los de la protesta, el alcalde de Getxo tiene un problema casi de psicoanalista. No pierde oportunidad de repetir en programas de escasérrima audiencia local que los protestones de siempre no representan a nadie y que son escasos. Y su psicoanalista haría bien en recordarle que la realidad muestra tres cosas al mismo tiempo: en Getxo suman respaldo las fuerzas políticas que surgen de un no a un hacer; en Getxo los que se niegan a legitimar con su voto a quienes se ofrecen como representantes sigue siendo el 20% de la población. Y en tercer lugar, unos y otras tienen en ese rechazo un implícito afirmativo o alternativa, por diáfana que sea, que es innegable. De otro lado el argumento a modo de mantra ofensivo de los 14.000 votos como respaldo político, muestran una deriva política peligrosa en democracia. Puede caer en un organicismo democrático de tintes parecidos con el que se legitimimaba el régimen franquista: aquel aseguraba, con datos objetivos en la mano, que todo trabajador se hallaba registrado en el sindicato único, todo ciudadano en el partido único… el respaldo al régimen le avalaba en el número de adhesiones registradas. Debiera saber el alcalde Imanol landa, y cualquier alcalde – me temo que esto pueda ser temario de primero de Ciencias Políticas – que el electo, lo deja ser en tanto representante de un partido, puesto que en condiciones idóneas para la democracia el cargo lo debe ser en minoría con el fin de verse alejado de la tentación del nepotismo demócrata. Si son 14.000 las adhesiones del candidato Landa, son 5 veces más las personas que no le respaldan y de las que él es alcalde. Elemental. Pues no tanto al parecer. Urge que el alcalde getxotarra inice un proceso, a poder ser que no sea kafkiano, para abandonar de una vez la monserga. Que se habilite una partida en los presupuestos para ello. O que abra, como le reclaman desde hace ya años en Romo, un proceso participativo para el presente de la Nagusien Etxea. Y de mientras que abra otro para consultar a sus 14.000 votantes qué les parece que Florentino Pérez se vaya a llevar 8 millones en Getxo con un proyecto avalado y tramitado mientras el ilustre alcalde era vicepresidente quien le ha adjudicado al magnate la construcción de un innecesario, perjudicial parking en Andra Mari.

Un nuevo deshaucio en Getxo

25 Jun

El pleno del último martes de Junio, tras el deshaucio de una familia en el barrio de Aldapas, dejó a las claras muchas y muy tristes conclusiones:

aldapa

Foto:ukberri.net

El ayuntamiento, con su alcalde a la cabeza comenzó a “trabajar” con la familia desahuciada el mismo día de la ejecución manu militari del deshaucio, el 24 de junio de 2014. No le consta al alcalde un mapa de getxoztarras en semejante situación. No tiene, según el regidor municipal, capacidad el ayuntamiento más que para reunirse, ahora que la ha descubierto, y que esta se ofrece, a PAH Sendia. Y “trabajar” y “seguir trabajando”. Meritoria, aunque vana, tinta de calamar. Resulta evidente que el alcalde pretenderá escenificar con PAH Sendia una línea de trabajo en pos de resolver un problema del que aún no tiene consciencia. La precampaña electoral manda. De su embrollo es parte fundamenteal. ¿Cómo se han gestionado, señor alcalde, los deshaucios hasta ahora? En silencio. Hay  una marea en marcha que va a dar la vuelta a todo este entramado mercantil y político que hace que el 99% de las personas de este pueblo se vean sometidas al endeudameiento hipotecario para tener un techo bajo el que vivir.

El caso de la familia de Aldapas se repetirá mañana en otro barrio. Bancos y prestamistas aún de mayor usura, se hacen con viviendas que tendrán que ser marcadas y reocupadas para evitar que del robo se generen pingües beneficios. Los hogares usurpados deben volver a cobijar a sus legítimas familias. Ese debe ser el objetivo sobre el que trabajar barrio a barrio de los colectivos sociales y vecinales de Getxo.

Los plenos ¿para qué?

26 Mar

Es sabido que la política va por un lado – o no va- y los partidos políticos por otro. El segundo desvarío es entre los partidos políticos que presentan mociones vecinales en los plenos y, paradogicamente, los vecinos. Para empezar, el pleno ha sido cooptado por un nepotismo legal que hace “no vinculantes” las aprobaciones plenarias por mayoría y que el equipo de gobierno local aplica cómodamente con la docilidad de toda la oposición. Con estos mimbres, las mociones presentadas, y no digamos las aprobadas, tienen la validez del graznido de un gorrión. Pero el paroxismo llega cuando los partidos de oposición que presentan idénticas mociones todas ellas, salidas de declaraciones vecinales, no llegan siquiera a un mínimo de eficacia para aprobar al menos una de ellas. Es la imposibilidad siquiera de llegar al testimonio valdío, y que suscita esa sonrisa del alcalde tan propia de las fotografías de los popes de la democracia orgánica. Orgánica porque el pleno sirve únicamnete para dar constancia de los decretos de alcaldía. Que así sea se explica también por la aquiesciencia de quienes son mayoría en el pleno.

El pleno del 26 de marzo fue un revival del cuadro de Goya de los paseantes dándose palos. Los vecinos de Romo hicieron su lectura de lo ocurrido con las mociones sobre la Kultur etxea presentadas por Bildu, PP y Psoe.

En el equipo de gobierno se transmite un deja vú. Los asesores del alcalde haciendo sonrisas en una esquina navegando por internet, algún concejal durmiéndose, el concejal Iturbe leyendo casi a desgana un texto que ni él se cree de la Kultur. El alcalde tiene un nuevo cargo en el Consorcio de Transportes y eso es lo que de verdad nos importa a los getxoztarras: que el alcalde, como Scarlett O´hara en Lo que el viento se llevó, de aquí en adelante no tenga en su plantación de Lemoiz que sembrar nabos para comer. Quien tampoco habrá de sembrar nabos es la empresa que levanta el mastodonte de la kultur, contratando portugueses – estos sí que plantarán nabos, si su convenio lo permite que igual tampoco -. A lo poco a lo poco, ya hemos conseguido que haya 3 colectivos que no tengan que pasar hambre: ni el alcalde, ni las empresas a dedazo designadas para la kultur y el antzokia, ni  los concejales. Los asesores U, A, U, no debieran contar, pero como somos injustos, los ponemos como miembros del coro- aunque cobren 50.000-.

Lo que de verdad ocurre en el pueblo lo verán en el próximo pleno.

No por mucho manipular Romo cree en marcianos

3 Mar

CARTEL AYUNTAMIENTO PORTALES

La nueva manifestación celebrada en Romo este domingo pretende, sobre todo, salir al paso de los pasquines manipulados que el equipo de gobierno municipal ha pegado en el barrio de Getxo. Intenta justificar que la astronómica altura de la Kultur etxea es semejante a edificios que se hallan a cientos de metros del lugar. Este es sin lugar a dudas un vano intento de salir al paso con los argumentos más peregrinos con los que poder contar en poco tiempo. La decisión del alcalde pretende avalarse en crirterios avalados por técnicos del ayuntamiento – técnicos que no lo son de un partido, sino de todos -. No significa esto que el equipo de gobierno, ahora en plena revisión del Plan General de Ordenamiento, consiga el objetivo de contar con cierta aquienciencia técnica.

Los pasquines municipales ponen en evidencia los argumentos del propio alcalde cuando esgrime sus votos para justificar el proyecto de la Kultur Etxea. Si fuera  a sus votantes a quienes debiera rendir cuentas, a ellos sería a quienes debiera pedir el dinero que ha supuesto los pasquines manipulados que ha pegado en los portales del barrio de Romo. Pero da la democrática causalidad que estos han sido pagados por TODOS los resignados contribuyentes de Getxo.

Alguien aquí en nuestro pueblo no acaba de comprender la democracia. El alcalde echa en cara a los vecinos de Romo, y al resto de quienes en el pueblo no votaron a su partido, que él obtuvo la mayoría simplísima. Pero recurre al dinero de la mayoría que no votó a su partido para defender una postura que él mismo esgrime como partidista.

Más cultura, menos altura.

Cinco años sufriendo en San Nikolas a causa del teatro del alcalde

21 Ene
antzoki2
Si la fuga del Sireno se lo ha permitido, el alcalde de Getxo seguro que ha pasado unas felices navidades 2013/14 e incluso ha disfrutado de su paga doble. No se puede decir lo mismo de los vecinos y vecinas de San Nikolas. Como tampoco las personas que tienen negocios en el entorno de la plaza. Después de cinco navidades en obras, sin decoración navideña, sin kiosco, sin actividades y llenos de camiones, polvo y molestias, estas navidades han sido tristes para los que sufren las obras de este macro proyecto impuesto a la fuerza con la única razón de que ellos mandan, las constructoras amigas necesitan buenos trabajos a precio de oro y el pueblo a callar y pagar con sus encarecidos impuestos.

Mientras el alcalde disfrutaba de unas apacibles navidades en su chalet de Armintza, los sufridos vecinos, vecinas y comerciantes de San Nikolas, en el municipio de Getxo al que el alcalde suele venir de vez en cuando, se han visto obligados a soportar las consecuencias directas de la implantación de este Macro Teatro encajado a base de calzador en el corazón del barrio. Nadie se acordó de estas personas cuando las mentes dirigentes del pueblo decidieron donde erigir semejante Mausoleo a la Txapuza en que se está convirtiendo este Macro Teatro, como nadie tampoco se ha dignado dirigirse a ellas durante esta dura travesía en la que los sufrimientos y molestias serían largas de enumerar.

Los políticos del pueblo aseguran que en San Nikolas todavía queda obra para rato. Hasta que se celebren las elecciones municipales de mayo de 2015 y el alcalde venga desde Armintza con el boato y discursos vacuos que le caracterizan a inaugurar el impuesto gran teatro, las molestias y problemas, seguirán. Vamos, que las personas y los negocios de San Nikolas tendrán que seguir sufriendo hasta que el alcalde pueda usar este teatro para intentar ganar de nuevo las elecciones. En pocas palabras, unos se fastidian para que otros se pongan las medallas.

 Después vendrán las txapuzas que el émulo del arquitecto Calatrava está dejando en las obras de la plaza de San Nikolas y en el teatro. Eso ya será otro cantar, pero al tiempo. Por el momento lo único que nos queda a los y las sufridas vecinas y comerciantes de San Nikolas es seguir aguantando y soportando en silencio, olvidados, perdiendo paciencia y dinero a mayor gloria del listo que se le ocurrió imponer este teatro municipal en el corazón de San Nikolas.
Extraído del blog de la Asociación de Vecinos de San Nikolas.

mayoría silenciosa o bochornosa en Getxo

27 Sep

“Me alegran sus palabras, porque demuestran que hay una mayoría que no grita, que no sale en la prensa, que no vocifera, una mayoría silenciosa que da el visto bueno” [a este equipo de gobierno]. Adivinen de quién son estas palabras ¿El señor Rajoy en Nueva york defendiendo la integridad de su gobierno? Si pero NO. El señor Landa. Pleno; acertaron. Pleno municipal de Julio de 2010, turno misericorde de voz a vecinos. El alcalde lidiaba entonces la controvertida destrucción de la plaza del barrio de Aldapas – 1.100.00 euros en suculenta contratación del plan E que subieron por arte a 1.500.000 – que generó un severo rechazo vecinal. No le dijimos entonces al alcalde el origen del término “mayoría silenciosa” que el señor Rajoy también ahora emplea. El concepto fue ideado en los albores de mediados de los 60 y potenciado desde 1969 en adelante por el equipo de un señor que hubo de renunciar a su cargo para resguardarse de ser encausado criminalmente: Richard Nixon. Quizá los asesores de Landa quisieron emular a los asesores de Nixon en aquel pleno de Julio de 2010. Desde luego, a igual ritmo de decretazo, los de Rajoy tienen en Don Richard alias Dicky el tramposo un mism o ejemplo. El principio activo de este compuesto radiactivo parece el mismo: si soy mayoría de votos, aunque minorisíma social, ancho y campo, pues la minorisíma se convierte en mayoría. A esa “mayoría” inventada nada duele. A la otra mayoría sí, porque todo lo padece y le dicen que todo es en favor suyo. Soberbio ejercio histórico: ¿Se acuerdan del despotismo ilustrado?

El hecho de que, en las más desproporcionadas alturas administrativas, los gestores recurran a la mayoría absoluta o mínima para justificar decisiones que en modo alguno están ex profeso así justificadas, revela cuanto menos ciertas preocupaciones. Para algunos asesores, puede ser el inico de según qué alcalde seguir los pasos de un ahora presidente español y un antaño presidente nada menos de de USA.

Huelga

26 Sep

huelga decirlo. Esta huelga que ha recibido Algorta totalmente paralizada, no ha sido éxito de sus numerosos convocantes. El silencio de sus calles, bares, comercios viene tan de atrás. TAN. De una política dieñada para convertir getxo en un estanco dormitorio, desraizando el comercio de barrio, centralizando lo poco que de vida cultural persiste en torno a un esperpéntico monumento de sobrecostes y contrataciones. El ahogo de las familias, de los comerciantes, de los trabajadores, de los autónomos viene de antes. Huelga decirlo. De los pensionistas, de las personas discpacitadas que se quedan sin ayuda a su dependencia, de los parados, de quienes pretenden abrir vias de futuro económico, de quienes son expulsados de sus casas adquiridas por derecho y no por condición. Las calles estaban para todos ellos vacías. El Getxoberri no habla de ellos. El alcalde no se somete a su compañía para hacerse una nueva fotografía de postín. El diputado vizcaíno que vive en Getxo pasa de largo cuando les ve por las calles de Getxo- así se le ha quedado la cara-. Las calles de Algorta están hoy vacias. A causa de tantas cosas y tan pocas personas. Huelga decirlo. Huelga decir que la gelidez de barrios sin comercios, sin espacios naturales, es una violencia más que obvia. ¿En qué despachos se urdió? en los mismos en los que ahora se contempla gélidamente cómo cuadrar balances públicos expoliados. Huelga decirlo. Huelga decir que sólo en nuestras manos está tomar la responsabilidad de nuestro presente. Porque su futuro está más que claro.