Archivo | agosto, 2019

Los calabacines y las manzanas siguen desaparecidos en la comisaría de Algorta

21 Ago

Son algunas decenas de kilos de calabacines, tomates y manzanas de temporada las que prosiguen detenidas en la comisaría de la policía municipal de Getxo. Por el tiempo que llevan incomunicadas y sin acceso a disposición judicial, se les está aplicando la ley antiterrorista. Los hortículos 1 al 5 de la ley callejera urbana de Getxo, a disposición discrecional al parecer de la policía local, dicen que la propia autoridad interpreta y perpetra la ley. A consecuencia del arbitrario secuestro ocurrido hace unas semanas, una primera docena de agricultores de Uribe Kosta han decidido hoy cometer el mismo delito que el agricultor al que le fue secuestrada la fruta: vender género de proximidad. Y la policía solo ha cogido los nombres de los agricultores delincuentes. Se teme que a la larga puedan desterrarlos al cajón del puerto de Bilbao junto a punta Luzero. Plantar hortalizas en esta islita de cemento es como sobrevivir en la Siberia de los zares. La zarina de Getxo, su alcaldesa, y el rasputín de urbanismo mantienen un silencio sepulcral.

La historia del díscolo agricultor es digna de un personaje de García Márquez. El escritor Ramiro Pinilla hubiera armado una buena novela. Lleva 8 años – OCHO – nuestro agricultor esperando a que el ayuntamiento de Getxo le responda a una solicitud para vender una vez al mes en Romo, junto a la iglesia unos kilos de fruta y verdura.

Este agricultor es uno más de los emprendedores que el ayuntamiento de Getxo quiere apoyar. Cualquiera como él que por ejemplo desee emprender un negocio, un cultivo, o lo que es lo mismo una transmisión de conocimiento alimenticio, cultural y económico en Getxo, verá que la importancia de la misma merece el letargo de ocho años. El trámite de posibilitar el cambio de uso de suelo para incentivar un negocio privado particular – no vamos a dar el caso, pero existe, y está en terreno rural – puede llevar un mes. El mismísimo lehendakari, desmontando las teorías de que es en realidad un robot, se ha manifestado en contra del cambio climático. Y en una segunda secuencia, incluso se mostró a favor de la economía de la alimentación local. Porca misera.

En medio de esta esperpéntica realidad en Getxo, los agricultores de uribe kosta quieren establecer una especie de cruz roja contra el campo que ha emprendido el ayuntamiento de Getxo y los integrantes de la lustrosa policía de Getxo. Es un principio físico: la estupidez sumada al autoritarismo jerárquico desemboca en la ley de Murphy en su acepción social. Gestionar del lado de la tostada que cae al suelo, por muchos votos o moscas que coman de la tostada caída, será siempre hacer política lamiendo el suelo. De mientras, se arrestan manzanas, verduras y hortalizas sanas sin papeles pero documentadas y se vilipendian a sus indómitos productores.

Pero no hay manera. Y sin embargo, se mueve. Los agricultores de Getxo y la comarca anuncian que constituirán una federación para evitar otro secuestro de la policía municipal. Entre todas las personas que estamos por la vida y el equilibrio social y económico, vamos a apoyar esta iniciativa.

Maltrato animal en Getxo ¿Hasta cuándo? Y todos en contra

16 Ago
Un año más, en las fiestas del Puerto Viejo de Algorta se han maltratado animales. Con el paso de los años, en Euskadi vamos poco a poco incorporando en nuestros festejos tradicionales una diversión que no suponga el maltrato gratuito. Pero en Getxo, vamos a la cola del resto del país. Las vaquillas en las fiestas del Puerto Viejo han dejado escenas como la que puede apreciarse más abajo. Una imagen vale más que mil loas a la tradición.
En Getxo, la sensibilidad hacia el maltrato animal ha ido tomando cuerpo en los últimos años. Reflejo de la concienciación de animalistas y asociaciones, en 2011 primero y en 2018 se aprobraron por mayoría en el pleno del ayuntamiento mociones en contra de la utilización onerosa de animales en festejos y celebraciones. En 2018 se acordó no subvencionar festejos en los que se incluyera maltrato a los animales. Un año después, el ayuntamiento sigue subvencionando actividades de ese tipo.
La celebración del dolor animal, su extenuación física como festejo frente a la superiodad física humana, nos rebaja como personas. Y consolida una cultura sádica en la que crecen las nuevas generaciones. Por eso es más importante que nunca introducir en nuestra cultura un hábito que mantenga el festejo, pero que disipe el maltrato. Parece que hasta aquí está de acuerdo una creciente parte de la sociedad getxotarra y paralelamente también la mayoría de los partidos. El que la comisión de fiestas aún no haya incorporado una postura al respecto, no es óbice para que la administración local sí lo haga.
Solicitamos dos cosas, pues, al mismo tiempo. Ser coherentes con nuestra sensibilidad colectiva respecto al maltrato de los animales en nuestros festejos. En segundo lugar, ser valientes en tomar esas medidas sin tener en cuenta los votos y el beneficio político y social que tal medida pudiera acarrear. Una última cosa hemos de decir, tras esta petición. Es nuestra firme intención llevar a los foros de nuestro país, y los europeos que correspondan esta cuestión. El nuevo escenario muestra una creciente sensibilidad. Al mismo tiempo se han consolidado crecientes mayorías de coalición. Entre esos aliados hoy gobernantes, unos defendieron el respeto animal. Entre los rporesentados, ¿alguien lo va a reclamar?

 

La policía de Getxo detiene cuatro cestas de manzanas y dos de calabacines

12 Ago

Este es un agricultor que vende cada mes hortalizas y verduras de temporada en el barrio de Romo, en Getxo. La policía local, atenta al delito flagrante, harta de que se vendan, como se vé, una pocas manzanas, calabacines y lechugas, ha decidido confiscar el peligroso género. Estamos en las secuelas del mercado de San Lorenzo, donde antaño el alcalde y se espera que ahora la alcaldesa de Getxo ratifiquen su apoyo al comercio agro de proximidad y de kilómetro cero. La policía local se muestra diestra en conseguir lo contrario. Y por las bravas. Es de comprender. Hay una horda de agricultores transgresores a los que les falta un papel burocrático que se empeñan cabezonamente en tratar de sobrevivir. No les basta para morir con los permisos a grandes superficies ni franquicias otorgadas por todas las instituciones por haber. Así que con el debido criterio, los apasionados policías, especialmente su dúctil jefe, se contienen de no ir a más dado el crímen. Así que las manzanas, y calabacines quedaron detenidas y trasladadas a comisaria. ¿se las comerían los concejales o serían arrojadas accidentalmente desde el tercer piso? Solicitamos el habeas corpus antes de que se produzca una desaparición al alba.

La postdata resulta obligada. La alcaldesa está a favor, dixit en campaña, de un Getxo ecológico. Los técnicos del ayuntamiento están, con igual criterio, a favor, aúnque pudiera ser lo contrario. La policía, ya lo dijo Balzac, es tercamente perenne. Insistimos. Solicitamos el habeas corpus de la verdura y fruta detenida.