Archivo | mayo, 2018

Más de 1.200 personas reclaman la Nagusien Etxea de Romo

25 May

Más de 1.200 personas se han manifestado hoy en defensa de la Nagusien Etxea de Romo que el ayuntamiento pretende derruir. La mayoría de las personas mayores que usan la nagusien Etxea ya expresaron hace meses su intención de permanecer en el centro votando por una junta claramente a favor de la permanencia y el mantenimiento del edificio, seña de identidad del barrio. El ayuntamiento de Getxo, al albor de la costosísima nueva Kultur Etxea quiere trasladar allí en mucho menos espacio los servicios que se ofrecen a las personas mayores en la Nagusien. Si la mayoría de los nagusis del barrio están por permanecer y mantener el edificio, la mayoría de organizaciones políticas en Getxo también lo están: PP, GUK, EH-Bildu y Ciudadanos.

Sobre el edificio que hoy es la Nagusien y que el barrio consiguió en 1985 para las personas mayores, se cierne una golosa oportunidad de construcción inmobiliaria que el ayuntamiento nunca ha escondido. Se enfrentan, pues, dos modos absolutamente diferentes de ver la vida de las personas mayores y el barrio de Romo en su conjunto. Nada que no esté afectando a otros barrios, como Algorta-  Iturribarri – o Andra Mari – parking de Ibarbengoa y parque empresarial en Martiturri – , donde se acometen proyectos reconocidamente especulativos aderezados con la más variada carta de contradictorias justificaciones.

La pelea en Romo y sus personas mayores sigue en pie. Para evitar que el ayuntamiento, como ya ha hecho en otras ocasiones y en otros barrios, proceda al cierre, se han organizado turnos de defensa día y noche que incluyen a decenas de personas.

Anuncios

Concentración y encierro en favor de la Nagusien Etxea de Romo

17 May

La mala praxis del ayuntamiento con la estación de Neguri

11 May

Como sabrán todos los propetarios de comunidades de Getxo, cuando en la fachada de cualquier edificio hay riesgo de desprendimiento – y para viandantes – , el ayuntamiento intervine previo informe para obligar a dicha comunidad al arreglo inmediato. Pero parece que el ayuntamiento de Getxo no cumple para sí ni con celeridad ni con prestancia lo que obliga a cumplir a los getxotarras. Desde julio de 2017, el conssitorio tiene un informe del peligro inminente para las personas de la estación de tren de Neguri. Un año ha estado el consistorio sin hacer nada. De suerte no ha ocurrido nada a los propietarios del estanco, sus usuarios y los del metro que se apean en la estación de Neguri. Mala praxis, temeridad y arbitrariedad municipal. Las peticiones vecinales, y políticas, alertando del estado de la legendaria estación y la necesidad de su urgente mantenimiento arrancaron hace más de dos años. Cayeron en saco roto mientras el ayuntamiento y el consorcio de transportes se echaban la pelota de la responsabilidad. Al consistorio municipal le compete el estado de todos y cada uno de los edificios ubicados en el municipio. Un año después de su propio informe, el ayuntamiento se pone “manos a la obra” anunciando el cierre del estanco por “riesgo para las personas”.

Lo primero que cabe preguntarse es el quid pro quo que la administración, en este caso el ayuntamiento tiene en cuanto a responsabilidad ante los propios vecinos. ¿Quién es el responsable o responsables de esta negligencia? Que no haya ocurrido ninguna desgracia no exime de responsabilidad al ayuntamiento, en cuanto que ocurriría lo mismo si la estación de Neguri hubiera sido una comunidad de vecinos con una requisitoria del ayuntamiento.

En segundo lugar, cabe exigir del consistorio la preservación y mejora de la estación, patrimonio histórico de Getxo sin demora, permitiendo que el legendario estanco continúe su actividad en el transcurso de la rehabilitación de la estación. Es lo que menos pudiera ofrecer el ayuntamiento.