Otra matanza de árboles en la calle Ganekogorta

14 Mar

Una vecina de la calle Ganekogorta nos envió hace unas semanas las fotografías y el relato de una nueva tala salvaje en Getxo.

“No se trata del monte, no…. Pero antaño fue una zona de huertas y caseríos que todos recordamos con cariño. Ahora hay urbanizaciones y pequeños parquezuelos, que por lo menos hasta ahora, tenían árboles. Pero parece que la onda destructora también está llegando a estas zonas. Así que anden atentos… no vaya a ser que sigan con el de debajo de tu casa; ese árbol que tanto te gusta ver desde la ventana, ese árbol que da rama al mirlo cantor que te ameniza tantos ratos agradables… Y que no te vengan con cuentos de que está enfermo. Enferma está la persona que no sabe apreciar el alma de un árbol.
El pasado 2 de febrero tuvo lugar una nueva matanza de árboles en Getxo, esta vez en una urbanización privada de la calle Ganekogorta, barrio fronterizo entre Algorta y Andramari (?). El día anterior, habían dejado tan solo el tronco desnudo, parecía una tala salvaje (ver foto), pero por lo menos el árbol seguía vivo. Al día siguiente arremetieron contra el tronco, lo trocearon y mataron completamente. Fui a hablar con los jardineros, quienes obviamente solo cumplían órdenes. Al verme llegar dijeron entre sí “ahí viene esa a hablarnos de los árboles”. Lo primero que me dijeron fue: “estaban enfermos”. Pero tras razonar amablemente reconocieron que fue por queja de algún vecino. Al parecer uno que estaba por el fondo sí estaba verdaderamente enfermo, pero los otros obviamente no. Esto de la queja vecinal, lo he corroborado al hablar con otra vecina del portal, quien sentia la pérdida del árbol ya que prefería su vista a la de la vecina echándose el pitillo en la ventana. Los jardineros, que llevan trabajando allí “de toda la vida” reconocieron que eran árboles que llevaban allí también de toda la vida. Uno de ellos, un precioso Liquidambar y otros abedules (creo). No entiendo muy bien cómo de una queja individual, se puede llegar a una acción comunal y municipal. El cómo ha sucedido todo esto no lo sabemos exactamente….
El liquidámbar es uno de los árboles más bonitos y representativos del otoño en los países donde se dan las cuatro estaciones. Era una delicia tener su vista por la ventana, oir su brisa… Pero ya no está. Pondré una esquela en mi local”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: