La monserga de la participación y los votos

13 Ene

Haciendo de la necesidad virtud, es decir, acatando la ley vasca al respecto, el ayuntamiento de Getxo lanza un proceso participativo para designar una partida de 1 millón de euros en los presupuestos municipales. Y algo aún más osado, pero ya habitual, marca de la casa en el equipo del alcalde de Getxo, Imanol Landa: un titular asegurado para ponerse, pretenciosamente, a la altura de instituciones que llevan desde hace casi 30 años organizando procesos similares. El proceso abierto esconde, sin embargo, la realidad de la desafección ciudadana con los poderes y presupuestosespecialmente con los partidos en el poder. De ahí el intento de integrar la protesta vecinal y ciudadana llevándola “pedagógicamente” hacia la “participación”. Menos protestar y más participar, que diría el Fraga postfranquista. Y esa sutura se rompe  al mismo tiempo que el alcalde de Getxo recuerda los poco más 14.000 votos que le avalan. Lo cierto es que el régimen de partidos en democracia sufre una deslegitimidad por todos reconocida, a pesar de los habituales exabruptos habituales del alcalde getxotarra. Una deslegitimidad que no subsana el apoyo electoral, sino más bien acrecentada por este en en constante y creciente medida.

En los encuentros habidos hasta el momento para la presentación del proceso participativo en los presupuestos en  Getxo han acudido a la llamada del alcalde y sus concejales: 5 vecinos en Algorta; 3, en Las Arenas; 2, en Romo; 6, en Andra Mari – la que suscribe entre ellos -. El modo de participación escogido no revela nada de enjundia que merezca halago en ningún sentido. Se pregunta a todo aquel empadronado en Getxo qué cambiaria. Están excluidas propuestas de orden urbanístico o territorial. Y las asociaciones no están incorporadas más que a voluntad de sus miembros de rellenar los cuestionarios y depositarlos en los buzones habilitados en el municipio. Estos son los mimbres tan modestos de este proceso, a la vez acelerado, abierto el 10 de enero y que prevé cerrarse en 30 días, haciéndolo coincidir con la presumible aprobación de los presupuestos en el pleno de Febrero. Simple, y veloz como una saeta. Hay lema para el hacer del incisivo equipo de gobierno municipal y sus asesores de comunicación.

Los procesos participativos en Getxo culminaron con el lantalde formado para la renovación del plan urbano. El resultado de tres años en el que participaron más de 50 colectivos y personas no puede ser más esclarecedor: la propuesta mayoritaria, respaldada por más del 51% de los participantes, fue retirada al no cumplir con las tres alternativas que ya había redactado el equipo técnico municipal. El proceso abierto ahora tendrá menos problemas para el equipo de gobierno: las propuestas se recogerán de manera muy general para “no beneficiar a ningún colectivo ni barrio en particular”. Aunque lógico, sabemos que en esos términos las propuestas no pueden escapar más que a pedir dinero para más euskera, derechos, limpieza, equipamientos, y calidad de vida. La acotación formulativa que filtrarán los funcionarios designados en el ayuntamiento hace del todo previsible el carácter de las propuestas, y predecible a priori el destino de ese millón de euros, el 1% del presupuesto. El champán participativo, como en su día dijo una vecina getxotarra, habrá que dejarlo para otra ocasión.

Los de la protesta

Con los de la protesta, el alcalde de Getxo tiene un problema casi de psicoanalista. No pierde oportunidad de repetir en programas de escasérrima audiencia local que los protestones de siempre no representan a nadie y que son escasos. Y su psicoanalista haría bien en recordarle que la realidad muestra tres cosas al mismo tiempo: en Getxo suman respaldo las fuerzas políticas que surgen de un no a un hacer; en Getxo los que se niegan a legitimar con su voto a quienes se ofrecen como representantes sigue siendo el 20% de la población. Y en tercer lugar, unos y otras tienen en ese rechazo un implícito afirmativo o alternativa, por diáfana que sea, que es innegable. De otro lado el argumento a modo de mantra ofensivo de los 14.000 votos como respaldo político, muestran una deriva política peligrosa en democracia. Puede caer en un organicismo democrático de tintes parecidos con el que se legitimimaba el régimen franquista: aquel aseguraba, con datos objetivos en la mano, que todo trabajador se hallaba registrado en el sindicato único, todo ciudadano en el partido único… el respaldo al régimen le avalaba en el número de adhesiones registradas. Debiera saber el alcalde Imanol landa, y cualquier alcalde – me temo que esto pueda ser temario de primero de Ciencias Políticas – que el electo, lo deja ser en tanto representante de un partido, puesto que en condiciones idóneas para la democracia el cargo lo debe ser en minoría con el fin de verse alejado de la tentación del nepotismo demócrata. Si son 14.000 las adhesiones del candidato Landa, son 5 veces más las personas que no le respaldan y de las que él es alcalde. Elemental. Pues no tanto al parecer. Urge que el alcalde getxotarra inice un proceso, a poder ser que no sea kafkiano, para abandonar de una vez la monserga. Que se habilite una partida en los presupuestos para ello. O que abra, como le reclaman desde hace ya años en Romo, un proceso participativo para el presente de la Nagusien Etxea. Y de mientras que abra otro para consultar a sus 14.000 votantes qué les parece que Florentino Pérez se vaya a llevar 8 millones en Getxo con un proyecto avalado y tramitado mientras el ilustre alcalde era vicepresidente quien le ha adjudicado al magnate la construcción de un innecesario, perjudicial parking en Andra Mari.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: