Ocho años después en la plaza de San Nikolas. O a buenas horas …

26 May

IMG_20160512_180429[1]

Va a hacer 8 años desde que unas decenas de personas en el barrio algortarra de San Nikolas alzaran su voz contra el despropósito de tamaño que adquiriría el Getxo Antzokia: la alteración de tráfico y urbana que acarrearía, la consiguiente  eliminación de una plaza con su kiosko popular, el coste y las consecuencias sociales y culturales de una inversión en un equipamiento semejante. Hosteleros, comerciantes se pusieron de perfil ante las reivindicaciones de los vecinos, confiando en las mejoras ofrecidas por la concejalía de comunicación del ayuntamiento, y el alcalde a su cabeza. El  objetivo de estos no era más que el de cortar toda posible vinculación de comerciantes con la emergente asociación vecinal. Ese distanciamiento se ha revertido en amarga decepción para algunos de aquellos comerciantes:  sufren hora las barreras arquitectónicas que les genera ahora serios problemas de acceso y ubicación hacia sus establecimientos. Su silencio y confianza durante 8 años en las promesas adobadas de meros eslóganes del ayuntamiento, se traducen ahora en toda su amarga realidad. Aquellos silencios de hace 8 largos años traen estos vientos ya irremediables.

Obviamente no se trata de dictaminar quién tenía o no razón en su día ni a día de hoy; se trata de convencernos de que la unión vecinal frente a un problema común se rompió por cálculos que ahora se evidencian equivocados. Alguien llega  8 años tarde pidiendo la solidaridad de los getxotarras, y de los de los vecinos de San Nikolas en particular. Y sobre todo a los vecinos de la calle Obispo Etxeandia que incluso pleitearon con el ayuntamiento debido a las proporciones del aglomerado del Antzoki. Perdieron el pleito. Sin embargo las personas que denunciaron la necesidad de un Antzoki, pero no de un despropósito así, ganaron la batalla de la verdad: el antzoki era un fraude destinado a sangrar nada menos que 7.000 millones de pesetas, como chanchullo inmobiliario burbujeante, sin la menor consideración por la cultura, tomada ésta como falaz excusa. Las cifras que el alcalde ha tenido que desviar en los últimos años de partidas de otra índole, en torno a 24 millones de euros, para cuadrar la magnitud de una obra semejante, muestran el negocio existente y el déficit que otras cuestiones de índole social sufren por su causa en Getxo.

La petición de algún comerciante para recuperar el kiosko es legítima. Pero cabria preguntarse, volviendo a la lucha de vecinas y vecinos que no fueron secundados por hosteleros y comerciantes precisamente sobre el kiosko eliminado, si es oportuna hoy. Era hace 8 años cuando fue necesario sacar la plantilla de firmas. En su día la recién nacida Asociación de Vecinos de San Nikolas la sacó: más de 2.000. En sólo una semana.

Al margen de las reclamaciones legítimas que ahora proponen hosteleros y comerciantes en San Nikolas, la lección la da el tiempo para el  presente y el futuro: los intereses se han de defender colectiva y de forma asociativa.

 

 

Anuncios

Una respuesta to “Ocho años después en la plaza de San Nikolas. O a buenas horas …”

  1. EL BOTELLIN DEL AYTO 27 mayo, 2016 a 6:57 #

    Esta todo el pueblo invadido de terrazas de bares y grupos con su vaso de alcohol y cigarro reglamentario,¿Cuando se va a prohibir beber alcohol en la calle delante de decenas de niños? persiguen a 4 gatos con el botellon pero el GRAN NEGOCIO envenenador y causante de enfermedades graves lo miman con esmero,.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: