Archivo | agosto, 2014

La chirigota bravucona de Euskalmet contra una asociación de Getxo

13 Ago

Es palmario y notorio que desde las inundaciones de 2008, la agencia vasca de meteorología, Euskalmet viene dando nubarrones de dudas y desaciertos. Desde el fatídico 1 de junio de aquel año, los ojos se fijaron en las predicciones de la agencia. Desde entonces, las situaciones de riesgo, debido al saturado desarrollo urbano de las cuencas, se dieron con lluvias muy moderadas de 20, 30 ó 40 litros. Pero en las tormentas de corriente, como la que no se anunció aquel 1 de junio, la predicción y alerta correcta ayudan a implementar medidas para quienes viven en zonas de peligro. Hace escasos días, una persona moría ahogada tras caer de su embarcación en el pantano alavés de Uribarri con una predicción de frente retirado a las 6:00 horas de ese día. Los medios relacionaron la tremenda tormenta con la inestabilidad que obviamente hubo de afrontar el malogrado navegante. El asombro ante la falta de alerta llevó a miembros de la asociación de afectados por el río Gobela a emitir comentarios en twitter acerca de este nuevo caso. La reacción de la Dirección de Emergencias a través de twittter fue amenazar con interponer una demanada por “buscar tres pies al gato” -cuando sabemos que al gato no le gusta el agua-, y actuar con “manifiesta mala fe”  a los mimebros de dicha asociación. Es preciso responder a la chirigota fría de la Agencia Vasca de Meteorología porque el vaso se ha desbordado de agua.

TORMENTON ARABA

Localización de la enorme tormenta. Escaner de la propia euskalmet

Tal como señala la asociación de afectados, no fueron ellos quienes relacionaron la muerte del navegante a un mal proceder de la agencia. Es más bien la propia agencia quien se pone la venda antes de la herida. Es este suficiente indicio para pedir un relato exacto de los hechos. Pero sobre todo cómo funciona la propia agencia cuyo servicio es público y de una importancia que tras junio de 2008 se ha vuelto de indudable importancia social. La bravuconada desvía lo único que importa: la diligencia, especificada en sus estatutos, de avisar a los afectados, entendiendo estos instituciones o colectivos, de “meteorología severa” incluyendo la que está “tanto pronosticada como no pronosticada”. La alerta había sido retirada a las 6:00 horas de ese día. El por qué en los radares se evidenciaba la llegada de un fuerte frente en el pantano habrá de ser investigado por la autoridad judicial mediante la apertura de diligencias oportunas por parte del juzgado, al que la asociación acusada por la agencia se presta a aportar la información y correlato de los hechos. Tal es su ánimo retorcido y su mala fe.

Respuesta de la Asociación De Afectados por el Rio Gobela.

Es obvio que las inundaciones en nuestro pueblo y en los demás no son “catástrofes” sino resultado de una deliberada planificación urbana. También lo es que el esplicitado fin y labor de la agencia Euskalmet deja en conjunto vacío sus necesarios resultados de los que depende buena parte de la ciudadanía vasca.

Anuncios

Agresiones e imprudencias en Getxo

8 Ago

La agresión a un grupo de jóvenes magrebíes en las fiestas de San Inazio en Getxo y el runrún de declaraciones y manifestaciones posteriores,  entran en la jurisprudencia de la imprudencia, como diaría Cantinflas.

Cuatro cuestiones grandes surgen: 1) “Los grupos magrebíes” en Getxo y la delincuencia; 2) El racismo en Getxo 3) Más policia para menos diversión y 4) Los cuatro de siempre” cuando convocan los vecinos; la mitad cuando convoca el ayuntamiento.

1- Son magrebíes. Dicen. ¿Quienes dicen? ¿Hay sumario, identificación de las víctimas? si ha habido filtración de su testimonio ante suponemos la policía municipal -puesto que se aduce que la ertzaintza no se presentó-, ¿Por qué no sabemos cuántos fueron los atacantes, de qué edad, de dónde y por qué se originó la agresión? No hay denuncia, a lo sumo número de incidencia o como máximo atestado. Es decir, carecemos de datos. De cualquier elemental dato. Aunque para los que hablan del coste de magrebíes, de delincuencia de magrebíes, de racismo contra magrebíes, parece que está todo tan claro como la luna desde la playa de Arrigunaga. Salvo que no estamos en luna llena, sino más bien oscura y, además, con los ojos vendados.  Y a buen seguro, ante pescadores ávidos en rio revuelto.

2- ¿Hay racismo en Getxo? Como en cualquier pueblo. Vamos a responder a la pregunta añadiendo elementos que interesadamente no se aluden en su formulación: ¿Interesa una masa social desregulada sobre la que extraer buenos dividendos en trabajos no cualificados? Ponemos dos casos: la estación getxotarra que el PNV, y este gobierno local con su alcalde a la cabeza, avala en Ibarbengoa, se levantó con obreros del este que no tenían ni agua que pedían en misericordia a los vecinos de la zona; el nuevo San Mames ha destapado las contrataciones casi exclavistas a trabajadores portugueses. ¿Es la administración racista? ¿o es simplemente exclavista? ¿alguien encuentra las siete diferencias entre una y otra? ¿Cómo puede un equipo de gobierno como el de Getxo salir en defensa de los inmigrantes a estas alturas ? A los proclives al gobierno de Madrid y a quienes se escandalizan por las drogas de baja clase que “distribuyen ciertas razas”, les cabe una vía de tranquilidad: el tráfico de drogas y la prostitución en España van a tributar y aumentar la recaudación y PIB estatal. Los traficantes y proxenetas de todas las razas, pasan, pues, a ser emprendedores.

3- Si no sabemos absolutamente nada de lo acontecido, una cosa parece florecer en este jardín de habladurías: tirios y troyanos están de acuerdo en que hace falta más policía. Coinciden un sindicato de la ertzaintza y los vengadores contra las hordas de magrebíes que colapsan fronteras, playas, descampados y acantilados. En el trasfondo supura la idea de comisarías de barrio, de calles e incluso de comunidad. Magnífico homenaje a Orwell por el que ciertos partidos se extasían. Y es en este momento preciso, donde desfilan poco a poco alcaldes, diputados, banqueros, presidentes de comunidad, monarcas, como estafadores delincuentes de una onerosidad incalculable a mansalva y cuyo dolo repercute diaramente en cada barrio, en cada comunidad de vecinos.

Sin información veraz contrastada, ampliamente consensuada, qué fácil es verter la emoción general. Desde las instituciones y la de Getxo en particular, este es un método de sobra utilizado: desde el negocio por millones de euros de las plazas, el retén de obras, el PGOU, los sabrosos Antzoki de Algorta y el Kultur Etxea en Romo. Y en un lugar que incita controversias y complicidades en el delito desde la propia administración. De esta mascarada, hay que desenmascar ardides y enmascarados.

4- 184 personas congregadas. Son personas indignadas con una agresión sexual a un mujer en Getxo. Han respondido a la convocatoria del señor alcalde. Y a este cabe decirle: cuando muchas más personas se congregan contra proyectos por él empecinadamente impuestos, desde la alcaldía se descalifica el número de congregados. Por exiguo: “los de siempre“, “minoritario“, “hay miles más que piensan de otro modo muy distinto“.

Debe de existir un mapa de puntos negros -agresiones factibles- en Getxo. Aparte del de Morfeo, sería oportuno que de una vez por todas, el sueño de su publicidad se haga realidad. Desde Getxoko Auzokideok ya denuciamos el tramo negro de la estación de Aiboa. Existen otros muchos. Ya tenemos una nueva agresión sexual en la mismísima zona del vanagloriado, por el consistorio, Antzokia. Pero, han visto ustedes esos 43 millones lo que suponen de caldero. Ahí está el pero. Levántense.