Archive | julio, 2014

Getxo y su futuro: manipulaciones, técnicos, constructores y políticos

21 Jul

Buen número de  asociaciones y vecinos getxotarras que integran la  plataforma Auzokideok y participamos del lantalde que revisará el Plan urbano de Getxo, nos tomarnos el tiempo de contar hasta diez y evitar el bote pronto,  para responder  a las críticas, insinuaciones  y valoraciones que hace en Naiz.info y Gara el arquitecto Urko Balciscueta sobre las necesidades urbanas, sociales de Getxo a medio y largo plazo. En primer lugar, nos parece correcto, incluso legítimo, que un técnico como es él, manifieste o se decline por una opción que es la preferencial del ayuntamiento desde hace decenios: la expansión ad infinitum para la obtención de plusvalías que incrementen el  crecimiento urbano que se demuestra devorador en recursos naturales y presupuestarios. Ni nos extraña ni vamos a echarnos las manos a la cabeza sobre las posturas que adoptan técnicos municipales, y, que filtradas o publicitadas debidamente, tienen por objeto condicionar los acontecimientos en favor de lo ya planeado. De sus informes depende la cobertura legal y salvaguarda penal de los responsables políticos locales. Estas son las artimañas municipales que han caracterizado los planes urbanos de la inmensidad de muncipios de los que Getxo no es una excepción sino más bien parte esencial de la regla.

Las calificaciones y críticas aparecidas en naiz.info firmadas por el arquitecto Urko Balciscueta contra quienes cuestionan el depredador crecimiento urbanístico en el lantalde organizado para la revisión del plan urbano de Getxo van dirigidas contra los miembros de asociaciones integradas en Auzokideok y decenas de personas del propio lantalde que comparten o incluso consideran necesario un plan de recuperación de suelo junto a una revisión integral del empleo, la economía y el vivir, de acuerdo a como se está revisando en Europa desde hace años.

Frente a lo que se pretende desde los medios municipales, el lantalde se muestra contrario a su amañado plan. Preconcebido con una justificación ad hoc para la urbanización del escaso suelo libre, ahora dedicado al cultivo y producción agrícola. Ahí se pretende crear pabellones industriales “para dar empleo” de bata blanca, una vez se ha visto la imposibilidad de  justificar la urbanización mediante el plan de ladrillo en favor del “derecho a la vivienda de la gente joven”. Este plan B es el que viene a avalar el señor Balcicuesta cuando proclama que existen, por fortuna según él, cientos de hectáreas por urbanizar. No parece haber comprendido las intenciones de quienes a mediados de los años 90 diseñaron el Plan General, hoy vigente, para exprimir la vaca de la especulación infinita: información privilegiada, empresas del hormigón y un partido con entonces mayoría abolutista, PNV. ¿quosque tándem?. También se perdió la sesión de barrio sésamo, en el que cien Ha urbanizables menos cien urbanizadas es cero, consecuencia fraticida del expansionismo que en Europa comienza a revertir con un SOS.

Las loas que el arquitecto Urko Balcisqueta lanza al proceso de revisión urbana le otorgan al menos el bien merecido título de atrevido forofo. Vivimos un mundial  balompédico donde todo gira en torno a la pelota. Sin embargo, ese balón rodante parece una ilusión producto de la droga desarrollista. Si hay consenso en el lantalde, frente a la unamidad que pretende Balcisueta, es precisamente en sentido contrario. El debate es entre hacer pervivir un pueblo auto decisorio económicamente o pervertir nuestro modo de vida en favor del expansionismo urbano bulímico. De las decisiones que tomen unos pocos depende las vidas de muchas personas.

Defendamos las pocas librerias de Getxo: peligro de extinción

17 Jul

Hay más de 7.000 millones de pesetas invertidos, con el dinero de todos, en un Antzoki, mientras están desapareciendo en Getxo las librerías, elemento cultural prioritario. Colabora en mantener la librería La Gusana, plaza Tellagorri, literatura infantil y no tan infantil, cuentacuentos para niños, niñas y no tan niñas ni niños. Sin librerías ¿¿¿Qué futuro tenemos????