La huerta de Tosu y la agricultura en Getxo

16 Abr

En Septiembre de 2011 un grupo de jóvenes getxoztarras okupamos una campa del barrio de Andra Mari, en vista de su falta de uso. Se encuentra en la estrada de Tosu, junto a la nueva estación de metro de Ibarbengoa, y pertenece a la constructora Viviendas de Vizcaya. Empezamos a trabajar con dos objetivos:

1)    Trabajar en la huerta:

Aprender de agricultura, llevar hortalizas saludables a casa, trabajar en grupo, hacer auzolanas, comidas,… en definitiva, una intentona de recuperar la forma de vida popular de ese barrio.

2)   Una denuncia pública:

Hoy mas que nunca se escuchan palabras como sostenibilidad u ordenación del territorio; hoy mas que nunca destruyen las instituciones la tierra, la Naturaleza y sus recursos. En nuestro pueblo también.

La reserva de suelos de Getxo es realmente escasa: unas 335 Ha. De ahí apenas unas 154 Ha se encuentran sin riesgo de urbanizar, según el Plan General de Ordenación Urbana de 2001 (PGOU). Ahora, como es sabido, el nuevo PGOU esta en proceso, y dependiendo de él la reserva de la que hablamos podría ser urbanizada en los próximos años.

Esta superficie que mencionamos en buena medida podría cubrir la alimentación de l@s getxoztarras, es decir, es la garantía de la soberanía alimentaria del pueblo para los años venideros. No deberíamos olvidar que nos encontramos en un contexto de crisis energética; dicho mas claramente, de encarecimiento de los combustibles. Y hoy en día todos los vegetales que llegan a Merkabilbao dependen de los combustibles fósiles, bien para su producción, bien para su transporte.

Dicho esto, ¿Por qué la única alternativa que ofrece el Ayuntamiento de Getxo es la de construir? Los puestos de trabajo pueden constituir una razón. Está previsto en el nuevo PGOU, al parecer, un Parque Tecnológico en el sector de Tosu y Martiturri. Tecnología, innovación, crecimiento económico y empleo para l@s jóvenes cualificad@s del pueblo. Muy bonito, pero el hecho de hacer un polígono por si sólo no va a atraer a esas maravillosas empresas. Y además, la tecnología no se come.

Con la agricultura también se generarían puestos de trabajo, un montón si usáramos todos los terrenos disponibles en Getxo, hoy día baldíos, llenos de zarzas, esperando al cemento. Mediante los grupos de consumo l@s agricultores pueden vivir con dignidad, aunque, eso sí, los beneficios económicos son menores. Parece que la agricultura es cosa del pasado, pero teniendo en cuenta la crisis energética, tal vez debamos pensar en ella para el futuro.

Por todo lo dicho, a l@s jóvenes que andamos en la huerta de Tosu, construir una sola Hectárea más en Getxo nos parece una total irresponsabilidad. Precisamente, la campa que trabajamos tiene una Ha de superficie. Como muchos otros terrenos, hoy se encuentra en peligro de urbanización, ya que ahora se quiere hacer un parking disuasorio para poder justificar la estación fantasma de Ibarbengoa. Pues nosotr@s decimos que no, ¡nuestra campa va a ser la frontera del cemento!

 

¡Porque el dinero no se come, y porque la agricultura no es el pasado, sino el futuro!

Tosu Betirako!

Anuncios

4 comentarios to “La huerta de Tosu y la agricultura en Getxo”

  1. Taylor 16 abril, 2014 a 21:01 #

    En Getxo el autoconsumo agrícola de productos ecológicos/naturales locales de temporada, de nuestro sector rural o incluso de huertas urbanas, debería de ir en aumento y ser un sector a proteger, es salud, ecología, comida y puestos de trabajo.

  2. Taylor 17 abril, 2014 a 15:13 #

    GETXO INSOSTENIBLE

    Nada físico puede crecer ilimitadamente. Este principio, básico en el nuevo paradigma de la sostenibilidad, debiera ser objeto de reflexión y debate profundo y extensivo en nuestros municipios. El caso de Getxo es ejemplificador, pues, su gobierno municipal, como muchos otros municipios de nuestro entorno, sigue pensando que “más y más grande es mejor´´, maneja demagógicamente el concepto de sostenibilidad a pesar de haber firmado los principios de la carta de Aalborg y cementa, hormigona y artificializa, el escaso suelo libre que dispone hasta su total liquidación. Está bajo el síndrome de “Euskadi, Destrucciones y Contratas´´.

    Ricardo Ansotegi, conocido burukide ex-secretario del Euskadi Buru Batzar, declaraba eufórico en 1995: “Getxo se acerca a los 100.000 habitantes y continua creciendo… nuestro crecimiento es imparable´´ (9/11/95).
    Hay particularmente, en el Ayutamiento de Getxo, 2 proyectos de gran actualidad que demuestran lo alejados que navegan sus burukides del desarrollo sostenible.

    Por un lado está la bestial propuesta de redensificar el municipio con 8.400 viviendas más en los próximos 16 años. Esta megalomaníaca ocupación y artificialización del único suelo semi-rural existente, en absoluto responde a una presión natural de la población actual del municipio. Es una propuesta demagógica y especulativa que se soporta en el desarrollista e insostenible P.G.O.U aprobado en el 2001.
    El otro gran hito de la sostenibilidad de Getxo es la absurda e incoherente obra que se pretende llevar a cabo en el extremo derecho de la playa de Ereaga, junto al Puerto Viejo de Algorta, hormigonando las queridas peñas de Galdaretxe en el litoral ocupado aún hoy por el mar, con la grotesca justificación de facilitar 250 metros finales de un bidegorri y ampliar la acera para los peatones. Todo por 2,5 millones de Euros (¡425 millones de pesetas!). Un increíble ejercicio demagógico de “sostenibilidad´´ insostenible.

    CRECER HASTA AGOTAR.

    ¿ Por qué razón Getxo tiene que agotar hoy su suelo y alcanzar los 110.000 habitantes en 16 años, en lugar de mantenerse en los 86.000 actuales? ¿A quién beneficia ese crecimiento no justificado por el crecimiento vegetativo municipal?. ¿ Puede apelarse, demagógicamente, a la solidaridad´´ ( el alcalde dixit) para defender ese bestial crecimiento de 8400 viviendas en 16 años?. ¿No hay otras formas menos traumáticas y depredadoras de canalizar la “solidaridad´´ con la ciudadanía?. ¿Dónde queda la solidaridad con las futuras generaciones de Getxo que pregona la “sostenibilidad´´?.

    El Ayuntamiento llega a justificar ese proyecto de urbanización total con un falso demagógico argumento:
    “… resolver las necesidades de vivienda tanto de los jóvenes getxotarras como de los vecinos de los municipios colindantes sin suelo disponible´´. No es en absoluto cierto que Urduliz, Sopelana, Leioa y Berango carezcan de suelo disponible ¡que eufemismo!. ¡Dónde acaba ese “crecimiento solidario´´… en los 110.000 habitantes… y luego qué?. Getxo quiere, al parecer, transformarse en el hermano“sacrificado´´ del gran Bilbao. Un Gran Bilbao que lleva, sin embargo, años perdiendo población. Durante la década de 80 y 90 la población de Bilbao descendió en 70.000 habitantes. Sestao ha pasado de 43.000 habitantes en 1979 a 30.000 en 2005, lo que no les impide tener proyectadas ahora más de 2000 viviendas para antes del 2010. Portugalete decrece a una tasa de 500hab/año desde el año 2000. Así pasa de 60.000 habitantes a 49.788 en 2005. Mientras esto sucede en nuestro entorno Getxo, por “solidaridad´´, ofrece a todos 8400 viviendas en el último suelo sin artificializar que le queda… ¡Que ironía! . ¿No resulta demagógico e insultante justificar ese hormigonado total con ese angelical “derecho a la vivienda´´? ¿Dónde quedaría el derecho a la vivienda en Getxo para getxotarras de dentro de 15 años? ¿Es razonable pensar que todos los municipios deben crecer ilimitadamente hasta agotar su suelo? Lo que está sucediendo exige una revisión total del P.G.O.U de 2001 a la luz de los nuevos criterios de sostenibilidad, racionalidad, evaluación conjunta de impacto ambiental y ética frente a ese estilo de urbanismo salvaje que corrompe la península. El plan , de carácter especulativo, es intrínsecamente insostenible para Getxo porque representa, sencillamente, su punto final, artificializar todo el municipio. Y por favor, que no se aduzca, sin sonrojarse, que “sin este plan muchos jóvenes tendrían que emigrar fuera del pueblo´´, como han llegado a afirmar en el Ayuntamiento.

    DESTRUCCIÓN DE GALDARETXE:

    Este hito representa también el paradigma de un urbanismo insostenible. Pretender destruir las peñas de Galdaretxe cementando el litoral para “facilitar´´ el acceso de peatones y bicicletas a la pequeña explanada del Puerto Viejo de Algorta que es un “cul de sac´´ sin continuidad alguna, es no ya insostenible, sino una aberración urbanística y un atentado a la naturaleza y patrimonio del municipio.

    El bidegorri puede alargarse desde “La Ola´´ hasta el muro del monte con un coste mínimo y con una obra insignificante. Sólo quedarían 60mts para llegar al Puerto Viejo. En esos últimos metros el bidegorri debiera superponerse o compatibilizarse con la carretera ya que no tiene sentido que los vehículos circulen allí a más de 20 km/hora, priorizandose la bicicleta sobre el vehículo privado. ¡La carretera, de dos direcciones, termina y acaba en 70mts, en la explanada del Puerto Viejo!. Luego el pueril argumento del bidegorri no vale para justificar esa depredadora obra de 225 millones de pesetas.

    En cuanto al proyecto de ampliar también el acceso peatonal anchando la acera actual hasta los seis metros y hormigonando, para ello, la zona intermareal del litoral, el razonamiento vuelve a aparecer kafkiano. El Puerto Viejo dispone ya de un acceso peatonal importante desde el núcleo urbano de Algorta y, afortunadamente, sólo existen 6 bares. La pretendida ampliación de la acera a 6mts, con el coste señalado, es una medida injustificable teniendo en cuenta la pequeña dimensión del propio Puerto Viejo. Lo único cuestionable, desde el punto de vista de un urbanismo sostenible, es el acceso por una carretera de doble circulación de esos últimos 200 metros que conducen a un fin de trayecto. ¿Por qué permitir entrar tantos coches a un Puerto Viejo encantador pero de bolsillo, muy pequeño, cuando hay centenares de aparcamientos desde el “triángulo´´ hasta “La Ola´´ Lo razonable parece sería limitar el acceso de vehículos al Puerto Viejo, permitir sólo unos aparcamientos para los vecinos del Puerto y facilitar que la explanada del mismo se destine a espacio lúdico para los dos bares allí emplazados y para el peatón. ¿Por qué dejar entrar a ese cul de sac a cientos de coches?. Lo sostenible, insisto, es desincentivar el acceso al puerto con vehículo privado y recuperar aquél privilegiado espacio para el ciudadano. Procedería pues priorizar el acceso por medios no motorizados y desincentivar el acceso con vehículo privado. Pues no, el Ayuntamiento de Getxo, por “solidaridad´´… piensa que hay que facilitar el acceso de más peatones, más bicis y, sobre todo, más coches… La cuestión es cementar, hormigonar… para “Euskadi, Destrucciones y Contratas´´, pero con criterios de “sostenibilidad´´. Hasta aquí llega la perversión del lenguaje.

    José Allende

  3. Taylor 19 abril, 2014 a 16:08 #

    Cuando los gobiernos y los periodistas mienten.

    http://www.rankia.com/blog/comstar/1557860-cuando-gobiernos-periodistas-mienten

  4. julio 17 febrero, 2016 a 12:46 #

    Hola!
    ¿Cómo va el proyecto?
    ¿Tenéis pensadas próximos eventos?
    Se puede visitar las huertas de tosu¿?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: