Archivo | julio, 2013

El ridículo acumulado de Euskalmet o el ombligo de su director

29 Jul

Como si fuera por una especie de pertinaz, porque es pertinaz, ombliguismo fuera de toda sensatez, el Sr. Aranda, responsable de Euskalmet, presume de lo que su agencia viene mostrando adolecer: diligencia, honestidad. Y muestra, al más puro estilo rancio y demagogo, una soberbia imagen de no problemática, incluso eficiencia, en cuanto al riesgo de afección inundable en numerosos pueblos vascos que llega al sonrojo. Ha gestionado su partido- llamemos al trigo trigo-  un desarrollo urbano tan expansivo – al albor de las diferentes burbujas de las que sacaron, no hace falta reiterarlo, “modestas”, plusvalías una serie de dirigentes – que los cauces y las cuencas de drenaje se encuentran invtiablemente constreñidas. Getxo es el paradigma. Citemos cómo el gran barrio de Andra Mari, se ve afectado con caídas incluso moderadas de 30 a 40 litros por metro cuadrado, y las consecuencias en acumulado que estas densidades y superiores tienen  para barrios como Errotaxu, Aldapas, Los Puentes, el bajo Villamonte, Larrañazubi y a partir de aquí, Los Chopos, Antiguo Golf y Romo.

El estilo “donde hay un caos, pongamos una sonrisa” tenía su recorrido, porque los vecinos, cosas que tienen ellos, dejaron de creer en los reyes municipales y  agencias dedicadas a copiar y publicar datos de otras agencias. El señor Aranda va más allá. Pretende crear escenarios de optimismo, recurriendo a un chabacano y goebbelsiano hacer institucional: si repetimos hasta la saciedad lo diferentes que somos y sumamos el orgullo de serlo, los dirigentes pasarán por verdaremanete difentes.  Y nada más alejado de la triste realidad con su nube corresosa de evidencias padecientes.

Por otra parte tenemos a señores como el Director de Emergencias  Sr. Anitua, que instaba a huir y evitar “informaciones paralelas” de los vecinos. No dice falsas, inconcretas o al uso “acientíficas”. Sólo paralelas.  Obviemos las lelas oficiales. Los datos de euskalmet en Getxo no son reales: las mediciones de vecinos muestras datos creíbles. Aquí subyace un modelo de pueblo al que el PNV pretende exprimir la ubre urbanística en sus diferentes variedades. Y no van a dejar que una simple ecuación de inundación arruine su noticia- solución urbanística: pabellones industriales en Martiturri, donde eliminar a todos sus habitantes que sólo cultivan alimentos de comer. Un, dos, tres, lo vovemos todo del revés y todo a la caja B. Lástima de via crucis, porque no  a a ser así. A cada cual, su soga medirá. Está sucediendo ya.

Anuncios