Archive | julio, 2012

Crisis, ética y políticos locales

30 Jul

Vivimos un tiempo de múltiples crisis. Cada una con su oscuro abalorio colgado del cuello de cada cual. En Getxo todas se viven o  ejecutan al mismo tiempo. La crisis provocada por financieros y un cambio de ciclo; la desatada por quienes han vaciado las arcas públicas – gobernantes, presidentes de comunidades y alcaldes vilipendiando planes E que no han dejado ni un sólo empleo  en Getxo pero sí pingües facturaciones a empresas-; la escondida bajo el término rescate bancario que no es sino una estafa organizada. Y entretejida a todas ellas está la crisis de confianza en los electos públicos. Su actitud, su praxis reluctante a cualquier mínimo de ética y servicio público está  generando una masiva indignación que progresa con la misma intensidad con la que los electos proceden a cercenar derechos con los que cubrir el dispendio de sus desmanes.

Esta es la realidad. Por mucho que el alcalde de Getxo, al toque de corneta no de la evidencia que se reclama en su pueblo sino a raiz de un llamamiento de un señor  que preside su partido, decida recortar su sueldo, no queda por ello ni reducida su responsabilidad en lo que acontece desde hace años ni  es digno su gesto.

¿Realidad? ¿Hablamos de realidad? Interviú publica en la semana del 23 al 30 de julio que el señor Josu Loroño Goienetxe llama desde el telefóno del ayuntamiento getxotarra – y por tanto en calidad de concejal – a un funcionario implicado en una red de venta ilegal de datos de contibuyentes, para solventar un asunto particular de un amigo suyo con la hacienda vizcaína. Servicio público. ¿Responsabilidad? ¿Explicaciones? Ninguna. Trasparente realidad. Con estos mimbres en el cesto, poca falta hace la anunciada auditoria que presenta el alcalde de Getxo. ¿Cómo el concejal Loroño sabía a qué funcionario debía llamar? ¿lo había hecho otras veces? Si tenemos en cuenta que el jefe de inspección de Hacienda de Bizkaia está condenado a cuatro años de cárcel, ¿qué está ocurriendo con los responsables de la diputación? ¿ El Sr. Bilbao no sabe nada? ¿Y el señor Landa?

Frente a esta obsolescencia política, la responsibilidad de organizar, idear, pensar  modos de vivir diariamente en cada barrio nos exige poner en común recursos colectivos. Pensemos en el 1 de junio de 2008 cuando en los barrios  de la cuenca del Gobela y el afluente Kandelu vecinas y vecinos gestionaron el auxilio a los danmificados directos e indirectos por el desborde de este rio y su afluente. Fueron las personas quienes salvaron lo colectivo. Quizá nos toca salvarnos de quienes nos ahogan, pero actuar colectivamente. Está en nuestra manos. No en la de otros, que ya sabemos abiertas a qué están.

La deuda en Getxo

28 Jul

Segun el Ministerio de Economia y Hacienda, el Ayuntamiento de Getxo a 31/12/2011 posee una deuda de 35.044.000 €, el 32,93 % del presupuesto municipal( 106.415.364 € en el año 2011).La deuda viva a 31/12/2010 ascendía a 28.202.000, por lo que en el ultimo año la deuda creció en 6.842.000 €. Estos datos tiene su importancia a la hora de analizar la futura subida de tasas que prevee el ayuntamiento y “voluntaria” bajada de sueldos del alcalde, asesores y concejales.

La otra cara de paellas en Getxo

24 Jul

Estas fotos reflejan el incivismo que parece repetirse en las Paellas de Getxo. Hay evidencias de árboles cortados el año pasado. Este año han sido seis árboles talados. No es admisible que un evento cultural y social que significa nuestro pueblo se salde con el ataque a nuestro patrimonio natural. Ni desde el ayuntamiento ni desde los colectivos culturales y sociales que apoyan el consurso de paellas puede tolerarse esta penosa realidad. Cabe pensar que sería preciso restringir el acceso en la zona de los pinos.

Atraco en nuestro barrio

17 Jul

Esta es una reflexión que hacen desde el barrio de Andra Mari Aldapas

“Cuando alguien va a su entidad bancaria a conocer el estado de su dinero y el ingreso en metálico por derechos reconocidos (pensión, ayuda por dependencia, subsidios, cuenta de ahorro) y viene alguien disfrazado con careta y corbata y extrae ese dinero para llevarlo por el decreto de la fuerza a otro sitio ajeno, se dice que ha tenido lugar un atraco. La semana pasada tuvo lugar un atraco de proporciones nunca registradas. Los atracadores tenían caretas de ministros, iban muy bien vestidos y el dinero confiscado a la gente ha ido a parar, según el economista Juan Torres a la banca alemana, y según otros a la banca hispánica. Los atracados viven, o lo intentan, en Aldapas y otros miles de barrios de otros miles de pueblos. La prensa de todos los colorines canta al unísono la tonadilla de que no hay tal atraco sino una crisis.

El gobierno de rajoy en su esfuerzo disciplinario ha decidido, entre otras decapitaciones mucho más gravosas para la sociedad, bajar el sueldo a alcaldes. Cabe suponer que el de Getxo pueda verse envuelto en este agravio. No será poca la solidaridad que reciba. Se precisa que no vuelva a repetirse en futuro que el fondo de emergencia social municipal sirva para financiar obras, como ha sucedido en el pasado inmediato. Pero cabe pensar que el atraco que a diario se viene dando en cada barrio de Getxo obliga a repensar cuál es el proyecto estratégico que ya desde hace mucho tiempo viene precisando nuestro pueblo. Urge repensar el empecinamiento en el modelo del cemento, como el faraónico antzoki que devorará mucho más de 40 millones euros sólo en ser levantado. De las mismas proporciones del antzoki es el silencio que guarda la sucursal política del gobierno en Getxo, quizá comprensible por el éxtasis hispánico de la victoria de la roja. Roja es la agresión a quienes trabajan, a quienes enseñan a las generaciones futuras, a quienes cuidan, a quienes investigan, a nuestros pensionistas, a nuestros vecinos y vecinas dependientes, a quienes se encuentran en paro, a quienes estudian. Roja es esta delincuencia de cuello alto cuyo comendador amenaza con proseguir a golpe de Boletín Oficial del Estado.

Si se anuncia un atraco para las 11:00 de un determinado día en la sucursal que habitualmente visitamos, lo lógico y sano es no acudir al lugar negándonos al escarnio indivual y colectivo”.

Extraído de aldapanbizi

Alteración de antenas en Getxo

13 Jul

En las calles Monte Aralar, Urkiola. También en Artea. Sólo unos días después de que desde auzokideok se denunciase la ley de far west que reina en Getxo con las compañías de telefonía móvil, hay movimientos en los tejados “saloon” de las mismas. La policia municipal aseguró a vecinos que la empresa que procedió a la manipulación de las antenas contaba con los permisos municipales. Habrá que preguntar al ayuntamiento que regula en omertá legal qué objeto tenían las cabinas colocadas con supergrúas.

Por nuestro patrimonio arbóreo

11 Jul

La primera deuda que tiene un pueblo es con su medio: no tiene otro, no puede reponerse como el dinero y otros inmateriales. El patrimonio arbóreo es parte fundamental de ese medio. En Getxo podemos hacer una comparativa en el breve espacio de 20 años para percibir el desplome de especies arbóreas. Podemos recurrir a espacios como la Avenida de los Chopos”, donde los chopos son testimoniales hoy. No sólo van desaparecindo, como lluvia fina de un urbanismo que gotea hormigón, los grandes árboles. Los plantados en los últimos años sufren podas severísimas. Un dato resume quién salvaguarda el medio ambiente en Getxo: la empresa de jardinería es una división de la construtora FCC. Desde Auzokideok nos preocupa y mucho la progresiva degradación de nuestro medio, como refleja la prensa. Es necesario preservar los árboles que son muchas más cosas cosas que elementos estádisticos en las mesas de concejales, alcaldes y contratistas. Son en primer lugar patrimonio histórico, definen el pueblo de nuestros antepasados, cuya cultura también impregnan, y son un testimonio que precisamos para comprender lo que somos y lo que han sido nuestros lugares y barrios. En segundo lugar los árboles cumplen dos funciones esenciales: regulan el flujo del agua en las cuencas fluviales y en los espacios urbanos, evitando inundaciones, y controlan las emisiones de co2. Es menor medida contribuyen a la polinización, proceso indispensable en la cadena de germinación de alimentos para los pueblos.

Para los dignos burócratas, todo se reduce a la lógica electoral del número y los titulares. Con lanzar una campaña de plantación de 100 árboles de escasímo tamaño suplen las acometidas con los grandes árboles indipensables o las talas colaterales en plazas y reformas. Precisamos proteger nuestro patrimonio, porque no es propiedad de tal instutición, sino de cada barrio, del pueblo de Getxo.

El “Far West” de las operadoras

8 Jul

Getxo es el “Far West” de las operadoras de telefonía móvil. Las nuevas antenas instaladas están camufladas como falsas chimeneas. Los tejados y edificios son el “Saloon” de las compañías. El sheriff, además de mirar a otra parte, ¿cobra por cada licencia? Ni siquiera debiera recibis el puñado de dólares, por jugosos que fueran: hay una moratoria. Este espaghetti western no acaba ahí. Los barrios de Getxo ven aumentar discreta pero constantemente el bosque de antenas y radioenlaces. Desconocen las potencias de emisión y su alcance. El ayuntamiento conoce estos datos porque guarda un estudio realizado hace años por el profesor Romo de la UPV. Hay barrios con enclaves de alto riesgo para menores como San Nikolas e Iglesia del Redentor donde habrá una musika eskola puesta con calzador por el ayuntamiento junto al enjambre de antenas de telefónica en el primer caso y una guardería en el segundo. Europa exige alejar las antenas de lugares con población sensible. En Getxo se acerca la población sensible a los centros de acumulación progresiva de antenas.