Archivo | mayo, 2011

El Gobierno Vasco pone trabas al Biotopo de Uribe Kosta

28 May

Con la especulación no se juega. Pese a la presión de organizaciones sociales y ecologistas, y tras sentencias firmes en favor de preservar Uribe Kosta de la fiebre constructiva, el Gobierno Vasco ha decidido desechar un informe que pidió a la UPV-EHU con carácter vinculante porque sus conclusiones parecen contravenir los intereses constructores en la comarca. Según los expertos de la UPV-EHU, Uribe Kosta debe ser preservada bajo la catalogación de Biotopo Protegido. El Gobierno Vasco quiere someter a “más estudios” la cuestión, según avanza el diario El Correo .

Esta estrategia puede deberse “a un acuerdo entre PNV y PSE, tras unas declaraciones que realizó el diputado de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, en una reunión en Barrika donde aseguró estar negociando con los socialistas y creer posible «llegar a acuerdos para abandonar la idea del Biotopo»”. Dado que la UPV-EHU ha desvaratado la posibilidad de un continuo urbano en Uribe Kosta, Unzalu precisó que se ha solicitado la asistencia técnica de Europarc, en la que participan como socios las instituciones forales. La Diputación vizcaína tiene como objetivo el Plan territorial Parcial para el Bilbao Metropolitano (PTP)que convierte Uribe Kosta en un continuo urbano, y es de suponer que una empresa con socios forales pueda dictaminar a favor de los planes forales.

Los conservacionistas aseguran que «se quiere encargar otro informe de los valores naturales cuando ya existe uno, pero lo que dice no interesa». En ese sentido, defienden que la figura del Biotopo es la única que da garantías para conservar la zona. «La protección de un lugar en los planes sectoriales y territoriales y en las normas urbanísticas no es eficaz. Prueba de ello es Barrikabaso, protegido por estas tres herramientas y que se recalificó en varias ocasiones hasta que se pronunció el Tribunal Supremo».

UN ANTZOKI IN-sostenible

28 May

El tiempo de las elecciones ha concluido. Las aguas del panorama municipal redescubren para algunos inesperados matices. En el nuevo consistorio encontramos nuevas caras, algunas ausencias y ciclos caducos finiquitados, pero un problema continua, el insostenible proyecto “estrella” que puede acabar constituyendo la ruina de esta y de las próximas generaciones de getxotarras.

El proyectado Nuevo Antzoki nació con pies de barro. Sin Plan de Viabilidad previo y sin un claro Estudio de Necesidades. Se atacó su construcción solamente para satisfacer el “Síndrome Guggenheim” que contagió a cuanto edil peneuvista ocupaba el sillón municipal. El alcalde de Getxo, en un arrebato de fanfarronismo, y ante la edificación del aula de Cultura en la vecina Leioa, decidió que Getxo es más y debe mostrar que lo tiene mayor, por lo que

embarcó la economía local en construir el mayor Antzoki del área metropolitana con un total combinado de 1500 butacas y al que decidió bautizar con el pomposo nombre de “Faro del Abra”.

seguir leyendo en AntzokiSiPeroAsi No

La participación ciudadana ¿proscrita?

3 May

Bueno es tomar consejo de quien ya vive el consejo… de distrito, instrumento administrativo que en Bilbao existe desde hace años y que ciertas voces proponen para Getxo como modelo de participación ciudadana. Para situarnos en el debate, quizá resulte interesante la reflexión que al respecto lanzó Juan Mari Zulaika, miembro de ka Federación de Asociaciones vecinales de Bilbao, hace unos días en las páginas del diario Gara. Aunque su reflexión es más general, conviene aquí exponer la experiencia vecinal en la capital vizcaína desde los consejos de distrito. He aquí sólo algunas de sus reflexiones:

“En Bilbao la participación ciudadana está de moda, más aún en víspera de las Elecciones Municipales. El Consistorio le dedica jornadas y orquesta campañas, como ésa de «Imagina Otxarkoaga», mientras asiste indiferente al atropello de procesos modélicos de participación, como el de Irala reclamando la Dorretxea para centro cultural

La concejala del área de participación, declaraba: «Todos, asociaciones, ciudadanos y Consistorio deben trabajar al unísono». Entusiasmado el corresponsal, tituló así el reportaje: «Vecinos, el 5º Poder». ¿Surrealista, no? Nos consta que Bilbao puntúa muy por detrás de otras capitales del Estado en cuanto a participación ciudadana. Azkuna tan condecorado, no se merece ni un «iturri» en este aspecto.

Nos esperan dos acontecimientos importantes: las Elecciones Municipales y la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Bilbao (PGOU). Frente a ellos caben dos respuestas: 1. La participación ciudadana termina con la papeleta en las urnas, delegando en el Consistorio la gestión. 2. Aparte de elegir a los representantes políticos, la ciudadanía puede y debe controlar a la Corporación, planteando sus reivindicaciones por todos los medios.

Nuestra postura, lógicamente, es la segunda. No podemos dejar a los ediles a su albur. Las propias instituciones entienden que deben contar con la ciudadanía y después de la dictadura se han dotado de órganos que supuestamente encaucen la participación ciudadana. Por destacar dos, están los Consejos de Distrito, ocho en Bilbao y el Consejo Asesor de Planeamiento Urbanístico. ¿Sirven para algo? ¿Funcionan?

Hace un año el TSJPV sentenció a favor de los vecinos de El Canal contra unas actuaciones del Consistorio, en relación a la operación urbanística del entorno de Zorrozaurre y El Canal. La razón fue que el Consistorio descuidó el obligado informe del Consejo Asesor. Por una vez vemos al poder judicial ponerse del lado del ciudadano. Pero, sólo ha sido una excepción que confirma la regla. La regla es que estos órganos para la participación son meros tentáculos del Consistorio.

Básicamente están constituidos por los ediles electos en proporción a sus votos. El resto de participantes son nombrados directamente por la Junta Municipal o por asociaciones no políticas, designadas también por la Junta. Sobre todo, los Consejos de Distrito son una réplica del Consistorio, un clono. Las convocatorias, el orden del día, las actas son hilos manejados por los políticos. Sirven para aprobar lo aprobado y echar balones fuera. Los trece vocales políticos tienen voz y voto, el resto sólo voz. ¿En estas condiciones, podemos apostar por los Consejos de Distrito? A mi modo de ver, antes que nada habríamos de exigir su democratización de fondo y forma.

En cuanto al Consejo Asesor de Planeamiento Urbano, bien haría éste en considerar, entre otros, el documento de la Federación de AA.VV. cara a la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística, «Bilbao, la Ciudad que queremos», donde se declara el final del ciclo del desarrollo urbanístico de Bilbao como escaparate turístico y el cambio al nuevo ciclo de desarrollo armonioso de los barrios de la periferia, cubriendo las deficiencias de servicios y humanizando las residencias masivas.

El modelo de desarrollo urbanístico de Abando-Ibarra ha elevado el caché de Bilbao, pero ¿a cambio de qué? ¿Los cientos de viviendas de superlujo, resuelven algún problema de vivienda? Las áreas de actuación urbanística pendientes, como Zorro- zaurre-El Canal, Basurto, Irala-Rekalde, etc. deberán atender otros parámetros, más sociales y menos especulativos. Lo malo es que se ha hipotecado todo el suelo, o casi todo.

Ello es tan grave y peligroso, Sr. Azkuna, como la hipoteca financiera. Habría que reconsiderar los usos del suelo postindustrial tan alegre y alevosamente recalificado para vivienda. Como decíamos al principio, hay un hecho aún más traumático y fundamental a denunciar en vísperas de las elecciones”.

ver artículo completo