De qué sirven quienes dicen que sirven

19 Ene

¿Cómo pueden ayudar los políticos en la solución de problemas que crean los propios políticos? Imaginemos que 9,7 millones de euros, propiedad de las y los habitantes de Bizkaia, desaparecen tras acuerdos – políticos – de índole empresarial indeterminada. Tras meses de una comisión pretendidamente honesta, los políticos de las Juntas Generales de Bizkaia cierran la búsqueda sin encontrar el dinero, los responsables,  ni la causa de esta afrenta social. Es el caso de la investigación sobre los bonos del Ferry.  Quienes son los perjudicados y pagarán de su bolsillo y de su esfuerzo cotidiano – que no retórico – esos 9,7 millones, tenemos un sobrevenido impasse de incertidumbre. Si tomamos el origen del caso que a modo de ejemplo proponemos, hemos de constatar que la raíz del problema es quién y en razón de qué poder toma decisiones que en su sentido más literal afecta y habrá de pagar  el conjunto de la sociedad. O dicho de un modo distinto y resumido: el 99,98% de las decisiones políticas no cuenta ni con el conocimiento social y, consecuencia de esto, aún menos con su respaldo.

El escándalo del Ferry no es característica cum laude de la diputación vizcaína, sino del  jerarquizado funcionamiento democrático común al resto de administraciones. Los últimos  casos de corrupción, falsificación, y cohecho que en los tribunales se dirimen son la punta de un iceberg impertubable, existente gracias a esa jerarquización que a modo de insalvable muro impide a la ciudadanía un control y gestión democráticos.  Podemos ir de las instituciones más globales a las locales. Miremos el escándalo de La Siebe en Barakaldo, o el fraccionamiento del Getxo Antzoki y la ausencia de un plan de viabilidad. A diario quedan construcciones ilegales en zonas protegidas, chalets ilegales de mandatarios con sentencia del Tribunal Superior.  Pasamos por alto la pléyade de arbitrariedades ad hoc que diferentes regidores utilizan como electoral gestión apoyándose en dictámenes de “técnicos”.

Este modelo ha depredado la democracia, tal como ha sentenciado en varias ocasiones el Tribunal de Estrasburgo. Lo paradógico es que, apoyándose en su masa social, los partidos han hecho de ese sistema el único modo de sostenerse. ¿De qué sirven quienes dicen que sirven? Los numerosos movimientos ciudadanos que van surgiendo permiten suponer un control en lo inmediato ante la nociva arbitrariedad, y articular crecientemente las bases participativas esenciales para el ejercicio democrático. Aunque lentamente, sin embargo se mueven, que diría el genial observador.

Anuncios

Una respuesta to “De qué sirven quienes dicen que sirven”

  1. jalmungis 19 enero, 2011 a 18:31 #

    Ya estamos viendo la movida de pseudocorruptelas que tiene el Pnv en Alava, miremos los años que lleva el Pnv en Getxo, ¿Para cuándo una buena investigación sobre Getxo?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: